La Ruleta de la Suerte es uno de los programas con más historia de la televisión. De hecho podríamos decir que es uno de los clásicos. Muchos espectadores se sorprendieron hace unos años cuando Antena 3 decidió rescatarlo del baúl de los recuerdos. Pero a juzgar por lo que sabemos a día de hoy ha sido todo un acierto. Y es que la semana pasada el programa marcó máximo histórico desde 2015 con más de dos millones de espectadores.

Lo que obliga esta fama del programa es, además, a que cientos de miles de personas se quieran inscribir. Hace unos días una futura concursante (que al menos pretende serlo) asegura que el proceso de casting lleva parado desde marzo y que no se volverá a abrir al menos hasta después del verano. ¿La razón? Durante el confinamiento Antena 3 emitió programadas grabados y no tuvo, por tanto, que "gastar" en concursantes, de los que ya tiene una buena cartera. Y más si se tiene en cuenta que los fines de semana se emiten programas grabados.

"Imposible" fallar algunos paneles

Pero los espectadores están a la que salta de este formato. De hecho en las últimas semanas muchos han reflexionado que es "imposible" que se fallen algunos paneles y aseguran que hay tongo para que no se lleven el bote. "Es descarado ya, hay cosas que es imposible fallar", decía una usuaria de Twitter hace días.

A veces en un programa tan visto también se cometen errores. Esta semana, por ejemplo, el programa pidió perdón por cambiar (sin querer) la letra de una canción de Dani Martín.

Te puede interesar:

Parece que el formato en el que los concursantes tienen que intentar adivinar la frase o las letras que se esconden detrás de un panel sigue triunfando. Pero no sólo eso. El programa ha conseguido crear además un lenguaje propio sobre todo por la buena relación que existe entre el presentador, la azafata y el cantante de la banda, los tres auténticos protagonistas.

Pero si hay algo que destaca por encima de todo, además de los concursantes y del clásico coche que se sortea como gran premio final, eso es el público, que está más que presente. Y eso que durante la pandemia Antena 3 se vio obligada a parar las emisiones de este concurso porque no tenía sentido rodarlo con las restricciones sanitarias que había vigentes. Por lo tanto hubo que repetir algunos.