El secretario general de la Unión de Actores y Actrices, Ignacio Muñoz Gallo, reclamó ayer al Ministerio de Cultura y Deporte y al Ministerio de Sanidad ayudas para hacer tests de coronavirus a “pequeñas” compañías privadas de teatro “si no tienen opciones económicas de hacerse estas pruebas”, para lograr que “la profesión sea segura”.

“Sabemos que es seguro a nivel de público y para eso exigimos PCR periódicas, para nuestra seguridad. Tenemos que trabajar sin mascarillas y necesitamos que el Ministerio de Sanidad y el de Cultura tomen esta reivindicación, porque estamos en la segunda ola y necesitamos seguir ofreciendo al ciudadano la cultura que todos necesitamos”, señaló Guevara.

El secretario general de la Unión de Actores y Actrices mantuvo ayer por la tarde una reunión en el Congreso con Sofía Castañón, portavoz de Cultura de Podemos. Este encuentro se produce después de que el director de la producción El enfermo imaginario, Josep María Flotats, pidiese esta semana “llegar a acuerdos” para proteger a los actores y haya planteado la posibilidad de salir al escenario con mascarilla.

En cualquier caso, el reparto de El enfermo imaginario no actuará finalmente con mascarilla en el escenario del madrileño Teatro de la Comedia después de que todo el elenco haya dado negativo en los tests PCR realizados por protocolo, tal y como confirmaron a Europa Press fuentes del Inaem.

“Nos gustaría que se ayudase a pequeñas compañías privadas si no tienen opciones económicas de hacer esta pruebas tan necesarias, por salud”, añadió Muñoz. En esta misma línea, Castañón recordó que para el público la cultura “es segura, pero tiene que ser segura también para quienes se están exponiendo”.

Expuestos al virus

“Nos hemos reunido con los actores y nos han explicado algo muy obvio, que es que su trabajo se tiene que realizar sin aquello que nos da seguridad a todos ante el Covid. Este Gobierno tiene que liderar la seguridad también para quienes están trabajando en la cultura de manera expuesta y esto requiere un esfuerzo de Sanidad y Cultura”, concluyó Castañón.