El mejor montaje teatral del año tiene huella gallega. "Jauría", de Teatro Kamikaze" está interpretada, entre otros, por el gallego Martiño Rivas que da vida a uno de los jóvenes violadores de La Manada.

Kamikaze Producciones asegura en la información de la pieza teatral que el juicio sobre el que versa la obra de teatro ha marcado "un antes y después".

Precisamente, la dramaturgia se realizó a partir de la transcripción del juicio realizado a La Manada por el que se los juzgaba por las violaciones sufridas por una joven en Pamplona el 7 de julio de 2016. De hecho, la dramaturgia está construida íntegramente con fragmentos de las declaraciones de los acusados y denunciante que salieron publicadas en varios medios.

La compañía, Kamikaze, señala que "es una ficción documental a partir de un material muy real, que permite viajar dentro de la mente de víctima y victimarios. Un juicio en elq ue la denunciante es obligada a dar más detalles de su intimidad personal que los denunciados". También señala que fue un caso que "remueve de nuevo el concepto de masculinidad y su relación con el sexo de nuestra sociedad".

El Max al mejor montaje y a la mejor adaptación se une al premio Cultura contra la Violencia de Género del Ministerio de Igualdad; el Ercilla a la mejor creación dramática y el Premio de la Unión de Actores a a Fran Cantos.