Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Miño se 'navega' en bicicleta

Descubre cómo es una de las mejores ecopistas de Europa ubicada a menos de una hora de Vigo

Un ciclista en uno de los tramos de la ecopista junto al río Miño. A. B.

Naturaleza en estado puro: campos de cultivo, viñedos, fauna ribereña y un regalo que no perderás de vista y que te acompañará durante kilómetros y kilómetros de pedaleo: el Miño. Sí; el río en el que Galicia y Portugal se hermanan también se pedalea. Y no de cualquier forma, sino a través de una de las mejores ecopistas de Europa.

La ruta comienza en el municipio de Monçao, aunque puede arrancarse desde otros puntos como Valença do Minho si se quiere hacer menos kilómetros. Es prácticamente llana, con lo que su dificultad es baja. Si se hace completa, de Monçao hasta casi Caminha, se acabarán recorriendo 40 kilómetros por los que se pasará también por Vila Nova de Cerveira.

De Monçao a Vila Nova de Cerveira

En este primer tramo de la ecopista del río Miño la senda verde transcurre por el antiguo trazado de la vía del tren. Acompañados siempre por el río Miño, los senderistas y ciclistas podrán ir encontrándose hasta Valença con diferentes elementos ferroviarios antiguos, como alguna estación.

Parte del sendero discurre por el antiguo trazado ferroviario

decoration

De Valença en adelante, el trazado transcurre también en paralelo al curso del Miño, pero no sobre las antiguas vías del tren, sino por los caminos ribereños utilizados por pescadores y que hace años se habilitaron como una vía verde que permite llegar andando o en bicicleta hasta más allá de Vila Nova de Cerveira.

De hecho, el río Miño y su entorno ha sido elegido recientemente en la edición internacional del periódico The Guardian cómo uno de los diez mejores destinos turísticos dentro de Portugal por las características de sus espacios naturales, los deportes de aventura, sendas y ecovías, zonas de campismo, sus aguas termales y su gastronomía.

Compartir el artículo

stats