Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puente de San José | Un paraíso natural en Galicia para redescubrir en familia

Situado a 500 metros de altitud, ofrece un 'menú' completo de ocio: merenderos, miradores, parques infantiles, un precioso lago y flora y fauna variada

Turismo en Galicia | Un paraíso natural a 500 metros de altitud para redescubrir en familia Alberto Blanco

Es, sin lugar a dudas, uno de los paraísos naturales más emblemáticos de la provincia de Pontevedra para pasar el día con niños, amigos o toda la familia al aire libre. Muchos tendrán recuerdos de su infancia. El puente de San José (o del Día del Padre) se presenta como una gran oportunidad para descubrirlo (o redescubrirlo). Y el "menú" que ofrece es completo: pequeñas y grandes rutas de senderismo, un enorme merendero, parques infantiles, un precioso lago, fauna y flora muy variada y hasta uno de los miradores más espectaculares de Galicia desde el que se pueden llegar a contemplar tres rías gallegas al mismo tiempo.

Se trata del Lago Castiñeiras y del Parque de la Naturaleza de Cotorredondo. Ubicado a más de 500 metros de altitud, deja Vilaboa a un lado y Marín, al otro. Una de sus joyas es el lago artificial construido en los años 50 y que fue reformado hace escasos años. Por él se pueden realizar varias rutas de pequeño recorrido perfectas para los más pequeños de la casa.

18

Lago Castiñeiras y Mirador de Cotorredondo Alberto Blanco

Pero la oferta de este entorno privilegiado va mucho más allá. Y es que a lo largo de las 70 hectáreas de terreno de las que presume se pueden realizar multitud de actividades. Los amantes del senderismo pueden apostar por alguna de las muchas rutas más exigentes, la mayoría de ellas señalizadas. También es un lugar preparado y habilitado para los apasionados del BTT.

Un parque para disfrutar todo el día

Castiñeiras es además un parque natural para disfrutar durante todo el día. Las decenas de mesas y la multitud de asadores que se ubican en un enorme merendero permiten alargar la jornada hasta la puesta del sol.

Recientemente, además, se ha completado la oferta del Lago Castiñeiras con la instalación de varios parques infantiles. Una serie de juegos en medio de la naturaleza que hacen que la visita con niños y niñas sea mucho más atractiva.

Una niña en un tirolina ubicada en uno de los parques infantiles.

Los más pequeños de la casa pueden disfrutar de varios parques infantiles

decoration

Los más pequeños de la casa también podrán pasárselo en grande con la multitud de animales que pueden encontrarse por la zona. Ver jinetes a caballo es lo más habitual, pero también hay un parque biológico en el que pueden observar otras especies. Todo el entorno acoge además una importante colonia de aves.

Uno de los parques infantiles ubicado en el Lago Castiñeiras. / Santos Álvarez Santos Álvarez

Flora: una explosión de colores

La multitud de especies arbóreas de las que presume este parque natural lo convierten en un auténtico cuadro de colores en determinadas épocas del año. Según destacan desde Turismo Rías Baixas, entre las más abundantes se encuentran el roble americano, el abedul, el eucalipto, los castaños que le dieron su nombre, y la acacia negra, originaria esta última de Australia, pero de la que se puede contemplar algún ejemplar centenario.

  • Descubre la Ruta das Mámoas

    Vilaboa realza su tesoro megalítico

También se puede observar un bosque de ribera en torno al riachuelo que alimenta el lago, formado por sauces, alisos, avellanos y alguna que otra especie exótica como el ciprés de los pantanos de Florida y la araucaria de Brasil.  A mayores, se puede realizar un recorrido por varios conjuntos megalítico y contemplar la famosa Mámoa do Rei.

Un mirador privilegiado hacia las rías de Vigo, Pontevedra y Arousa

Varias metros más arriba, concretamente a 500 metros de altitud, se ubica también el mirador de Cotorredondo. Desde lo más alto era posible antiguamente ver al mismo tiempo las rías de Vigo, Pontevedra y Arousa. Pero actualmente las copas de los árboles tapan la mayor parte de las vistas. Solo desde la torre de vigilancia es posible observar por completo la grandeza de este mirador. Y actualmente está cerrada.

Las vistas ocultas del mirador de Cotorredondo Alberto Blanco

Compartir el artículo

stats