Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El silencio que mece las aguas de Zamáns

Es la parroquia menos conocida de Vigo pero alberga grandes atractivos como la ruta del río Vilaza y la senda que bordea el embalse

Vista del embalse de Zamáns.

Vista del embalse de Zamáns. P.P.

Zamáns es la parroquia menos conocida de Vigo, quizá porque son muchos los que creen que sus tierras desbordan los límites de la ciudad olívica. Su carácter marcadamente rural y el hecho de ser el núcleo más al sur y más apartado del centro lleva a los más urbanitas a creer que pertenece a Mos o a Gondomar. De hecho se ubica en la falda norte de la sierra del Galiñeiro, monte que se eleva majestuosamente sobre ría de Vigo con sus 711 metros sobre el nivel del mar.

Pero esta parroquia goza de grandes atractivos para los que buscan oxigenarse sin tener que hacer kilómetros en coche: un sendero que acompaña al río Vilaza, el embalse y un silencio embriagador.

Una choza al pie del embalse de Zamáns. P.P.

Una serpenteante ruta rodea la presa de Zamáns. El camino se recorta según la forma que el agua embalsada dibuja en la orilla, donde se encuentran varias "chozas" de piedra y madera usadas por los pescadores que quieren echar unas cañas en un "mar" de tranquilidad. Esta ruta es tan poco conocida que lo más habitual es encontrarse con vecinos de la zona y aficionados a la pesca.

Uno de los molinos restaurados. P.P.

A pocos metros del embalse de Zamáns se encuentran los molinos del río Vilaza, un oasis de tranquilidad. Para enlazar con esta senda se debe abandonar la ruta circular, aproximadamente en su ecuador, y cruzar un pequeño puente de troncos. A partir de ahí tan solo hay que seguir el curso fluvial.

El conjunto etnográfico está formado por cinco construcciones del siglo XIX, restauradas por la Comunidade de Montes de la parroquia a lo largo de la última década: el molino Vento (el único que por el momento está totalmente operativo), Novo, Quenllo, Seblueido d'Arriba y Seblueido d'Abaixo. El sendero culmina en una apacible y verde área recreativa.

Un majestuoso molino de dos plantas

El espectacular "Muíño das Maquías" de Zamáns.

Uno de los molinos más hermosos y espectaculares de Galicia se halla bajo el dique de la presa de Zamáns. Se trata del conocido "Muíño das Maquías" y se puede acceder a él a través de un camino señalizado desde la carretera  PO-331.

Esta construcción es una pieza de lo más singular entre el riquísimo y variadísimo patrimonio etnográfico gallego. Se compone de dos plantas y luce un majestuoso pórtico de entrada. Además de lugar de trabajo, se usaba también como vivienda.

Compartir el artículo

stats