El verano han dejado huella y el que más y en septiembre el que más y el que menos se propone adelgazar. ¿Quién se ha resistido a unas tapas o a un helado? Y es que para eso están las vacaciones. Pero con la vuelta al cole y el otoño llamando a la puerta en la hoja de ruta de muchos se encuentra deshacerse de esos kilos de más. Aunque lo fundamental es recuperar los hábitos saludables y minimizar los excesos, siempre hay algunos trucos que nos pueden ayudar a adelgazar más rápido y con menos esfuerzo.

Huyendo de los objetivos a corto plazo y el efecto rebote, lo mejor es ponernos en manos de nuestro médico o de un especialista que pueda plantearnos unas pautas saludables, evitando de las recetas mágicas.

El cambio de dieta es clave, y siempre es bueno anotar nuevas ideas para, por ejemplo, acostumbrarnos a cenar evitando grasas saturadas o productos procesados.

Estas son cinco ideas para cenas de dieta para adelgazar. Además de estar deliciosas no nos llevarán mucho tiempo:

Mejillones al vapor

Ingredientes: mejillones, limón, sal, agua y laurel.

Mejillones al vapor, paso a paso: Otra cena sana que nos ayudará a adelgazar son los mejillones al vapor. Es una receta sencilla pero muy apetitosa típica de la cocina gallega. Además, este plato no nos llevará mucho trabajo. De hecho, la mayor parte del tiempo lo dedicaremos a limpiar bien los crustáceos de las barbas e impurezas. Después, se ponen a fuego medio en una cazuela tapada, con muy poca agua, la justa para cubrir el fondo, una rodajita de limón y una hoja de laurel. El agua podría sustituirse por vino blanco. En muy pocos minutos los mejillones se abrirán y estarán listos para degustar.

Lubina al horno

Ingredientes: lubina, limón, vino blanco, aceite de oliva, sal, laurel, ajo y pimentón dulce.

Lubina al horno, paso a paso: Lo mejor es pedir en la pescadería la lubina entera, pero limpia de tripas y escamas. En casa, precalentamos el honor a 180 grados cinco minutos, mientras ponemos la lubina en la bandeja con un chorrito de aceite y el vino, sazonando y escurriendo medio limón y poniendo la hoja de laurel. Cuando el ojo de la lubina se ponga blanco es que ya está hecho. Mientras tanto, hacemos el sofrito dorando los ajos en aceite en una sartén. Lo vertemos sobre el pescado cuando lo saquemos del horno.

Calamares a la plancha

Ingredientes: ajo, perejil, limón y aceite de oliva

Calamares a la plancha, paso a paso: Los chipirones se limpian, quitándoles la piel primero. Después, se separan los tentáculos de la cabeza cortando por debajo de los ojos. Estos se descartan junto a la bolita que tiene la zona de la cabeza. Del interior sacamos la 'pluma', una especie de concha alargada transparente con aspecto de plástico, las vísceras y también la tinta. Se les da la vuelta como un calcetín para lavarlos bien y después secarlos por ambos lados. Se calienta la plancha a 200 grados con un poco de aceite y cuando este caliente se incorporan los chipirones. Es mejor rebanarlos en rodajas pero sin cortarlos. Mientras se calienta la plancha, se pica el ajo muy fino y se mezcla con perejil picado. Los chipirones estarán listos con solo hacerlos unos pocos minutos por cada lado, hasta que se doren. Al darles la vuelta es cuando vertemos el ajo y el perejil.

Setas a la brasa

Ingredientes: setas de cardo (puede utilizarse cualquier otro tipo), ajo, pimienta negra en polvo, perejil, aceite de oliva y sal.

Setas a la brasa, paso a paso: Otra receta fácil y rápida que también es un bocado exquisito son las setas a la brasa. Para este plato podemos utilizar tipos muy diferentes, aunque en general la preparación será la misma. Tras limpiar las setas y secarlas, se usan los sombreros y se sazonan con sal, ajo y perejil y se untan de aceite de oliva. También untamos con aceite la plancha o grill y, cuando esté caliente, se ponen los sombreros unos pocos minutos. Al servirlos, podemos espolvorear la pimienta en polvo.

Acelgas con gambas

Ingredientes: hojas de acelgas frescas, colitas de gambas, harina, leche, mantequilla y sal.

Acelgas con gambas, paso a paso:

Las hojas de acelga se cortan por el tallo dejando unos 10 centímetro de la penca, parte blanca. Esas hojas se lavan y se ponen en un recipiente con agua y sal para que cuezan. Una vez cocidas, se extienden sobre un paño para que escurran. Para hacer la salsa, en una batidora se pone la leche, la harina, la mantequilla y algunos recortes de los bordes de las hojas de acelga cocidas. Se bate hasta que quede de color verde. El resto de las hojas de cocidas se doblan tres o cuatro veces sobre las pencas. Se colocan en una fuente, se vierte por encima la salsa y se pone a cocer en el microondas durante cinco minutos al 100%. Después, se remueve y se añaden las gambas peladas en crudo. Se vuelve a meter en el microondas otros cinco minutos. Se gratina ligeramente y se sirve.