Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crítica de cine

'Tres': descincronizarse para reencontrarse

El director Juanjo Giménez compone uno de los ejercicios cinematográficos más originales y emocionantes del cine español reciente, que además está protagonizado por una actriz, Marta Nieto, en estado de gracia

Fotograma de 'Tres'.

'Tres'

Dirección Juanjo Giménez

Intérpretes Marta Nieto, Miki Esparbé, Francisco Reyes, Luisa Merelas, Cristina Iglesias, Fran Lareu, Julius Cotter

Año 2021

Estreno 5 de noviembre de 2021

★★★★ 


Hay muchas formas de acercarse a 'Tres'. Lo verdaderamente prodigioso es que todas están conectadas a través su brillante idea. Una mujer (Marta Nieto, un milagro) que trabaja como editora de sonido, comenzará a escuchar con retardo todo aquello que la rodea. Al principio se trata tan solo de unas décimas de segundo, hasta que termina por desconectarse definitivamente del mundo que la rodea.

Juanjo Giménez ya había experimentado con la percepción sensorial en su galardonado cortometraje 'Timecode' y ahora, en esta película, continúa ahondando de manera mucho más profunda en las fricciones entre la imagen, la palabra, el silencio y los sentimientos. Así, lo que vemos en la pantalla no es sino una alegoría de la pérdida de vínculos con la realidad cuando todo se desmorona a nuestro alrededor. Podríamos ver 'Tres' como un experimento metacinematográfico alrededor del sonido y la desincronía, también como una metáfora sobre la incomunicación, como un homenaje al cine silente y su capacidad para expresar de forma muda los sentimientos, como un cuento de terror alrededor de nuestros miedos al fracaso, a la incomprensión, al rechazo, al bloqueo emocional.

De nuevo. Cada uno puede encontrar su manera de acercarse a 'Tres', y eso es lo verdaderamente prodigioso (repetimos el adjetivo) de esta película, la cantidad de capas que contiene que nos llevan desde el género fantástico al thriller psicológico para desembocar en la más aplastante realidad, que hemos perdido la capacidad de entendernos, de escucharnos y saber quiénes somos dentro de toda la vorágine de decepciones que nos rodea.

Compartir el artículo

stats