Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Películas

Con 'Matrix' empezó todo: las claves de un universo inagotable

Con ocasión del estreno de 'Matrix Resurrections', recordamos el vasto ecosistema creado por las hermanas Wachowski en forma de películas, cortometrajes y cómics, de influencia capital en el cine, diseño, la filosofía, la animación o los videojuegos.

Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss en 'Matrix'.

Cuando Warner Bros editó en 2004 un pack con todo el material de 'Matrix', Lana y Lilly Wachowski propusieron una idea que, tras muchas dudas, los responsables del estudio decidieron aceptar. Justo al final de las discusiones, uno de los ejecutivos de Warner les dijo: “Vayamos al grano. ¿Queréis reunir a unos cuantos críticos en una habitación para que se carguen vuestras películas durante seis horas y que os paguemos por ello?” Contestaron: “Exacto”. Matrix era entonces una de las más exitosas franquicias del cosmos hollywoodiense, así que, posiblemente a su pesar, quienes pagaban aceptaron. En este memorable 'pack', y en forma de comentarios añadidos a cada una de las películas, dos filósofos, el socialista afroamericano Cornel West y el especialista en religiones comparadas Ken Wilber, defienden las tres películas de la saga, mientras que los críticos Todd McCarthy (‘Variety’), John Powers (‘Vogue’) y David Thomson (autor de diversos libros) las cuestionan con mayor o menor beligerancia.

 Así las gastaban entonces las Wachowski, conscientes de que habían puesto patas arriba el cine de ciencia ficción con substancia filosófica, terreno que las arroparía mejor que algunos estamentos críticos. Además de los tres largometrajes protagonizados por Keanu Reeves, Carrie-Anne Moss y Larry Fishburne, las hermanas Wachowski habían gestado un ecosistema que incluía otro tipo de productos. Sabían de la influencia que estaban teniendo en muchas disciplinas (cine, diseño, cómic, narrativa, filosofía, animación, videojuegos), algo que no ocurría desde la aparición de ‘Blade runner’ en 1982. Con ‘Matrix’, en 1999, empezó todo.

'Matrix'

Elige la pastilla roja. Sigue el conejo blanco. Neo, el programador de día y 'hacker' de noche. En su momento, hace ya 22 años, se dijo que igual su estética y efectos especiales quedarían superados, cuando no obsoletos, con el paso del tiempo. Nada más lejos de la realidad. Esa estética oscura de largas gabardinas, gafas de sol y cuero negro… Esa imagen aún perdurable de Neo agachándose mientras las balas pasan ralentizadas por encima de su cabeza, el ‘bullet time’. Ese universo entre el presente, el futuro, la realidad virtual, el sueño y la fantasía. Y el agente Smith, claro, un prodigio para clonarse a sí mismo.

'Matrix Reloaded'

Realizada en 2003, lleva aún más al extremo la estética cyberpunk y la distopía. Neo, Trinity y Morfeo continúan su cruzada contra las máquinas, aunque nunca sabemos a ciencia cierta si todo ocurre en la cabeza de alguno de ellos o pertenece al mundo real que les es escamoteado. Aunque imaginativa, evidencia algunos signos de agotamiento. La clave está en Sion, la ciudad donde anida la resistencia humana contra las vidas artificiales.

Keanu Reeves, en 'Matrix Reloaded'.

'Matrix Revolutions'

Rodada al mismo tiempo que la anterior. Las Wachakowski tenían claro el itinerario final, solo que lo desdoblaron en dos películas. Más confusa de lo previsto, algo atropellada, pero cierre potente, al fin y al cabo. Si recurrimos al comentario de uno de los críticos seleccionados por las directoras para cargarse sus películas, Todd McCarthy, el filme no es más que un melodrama pomposo. Melodrama cibernético en todo caso.

Hugo Weaving como agente Smith.

'Animatrix'

Bajo este epígrafe se encuadran nueve cortos: uno fue producido en Estados Unidos, otro en Corea del Sur y los otros siete en Japón. Agrupados en 2003, algunos se apartan de las líneas básicas de los largometrajes. En ‘Historia del chico’, un niño intenta escapar del mundo de Matrix siguiendo los consejos de Neo. En ‘Historia de un detective’, Trinity es acorralada por un investigador privado. En ‘Record mundial’, un velocista logra escapar de Matrix. En ‘Programa’, un soldado de Sion pasa diversas pruebas en un programa de simulación.

'The Matrix Comics'

Nada más empezar la trilogía, las hermanas Wachowski trasladaron también todo su imaginario al mundo del cómic. No era tarea fácil. Entre 1999 y 2003 se publicaron en la web oficial de 'Matrix' una serie de cómics, historias cortas, ilustraciones y 'pin-ups' vinculadas a las películas. Las historias gráficas serían recopiladas en 2003 y 2004 en dos volúmenes publicados por la editorial creada por las Wachowski, Burlyman Entertainment (por Panini en España), con el añadido de algunas historias que no habían aparecido en la web.

Cómics de Matrix.

Uno de los ideólogos de estos cómics fue Geof Darrow, extraordinario y meticuloso dibujante con virulentas historias a medias con Frank Miller, como ‘Hard boiled’. Burlyman ha publicado una de sus obras cumbre, la salvaje ‘Shaolin cowboy’, así como ‘Doc Frankenstein’, una serie de seis números concebida por Darrow, escrita por las Wachowski y dibujada por Steve Skroce, responsable de ‘story boards’ de ‘Matrix’. El primero de estos cómics fue dibujado en blanco y negro por Darrow y guionizado por Lana y Lilly. Era el inicio de una serie de variaciones sobre el modelo con participación de lo más florido del cómic independiente: David Lapham, Neil Gaiman, Bill Sienkiewicz, Dave Gibbons –el dibujante de ‘Watchmen’–, Paul Chadwick, Tim Sale y Peter Bagge, quien lleva al terreno gráfico de su cómic underground ‘Odio’ las fantasías de 'Matrix'.

Compartir el artículo

stats