En la pista de patinaje de Samil en Vigo, se celebrarán los shows de danza urbana que tanta alegría, emoción y asombro nos han traído en otras ediciones. En ellos, intervendrán más de 400 bailarines (el más joven con tan solo cinco años de edad), 15 escuelas de danza de toda la comunidad y se realizarán más de 70 coreografías. Un gran equipo de técnicos y staff colaborarán con nosotros para que sean unas veladas inolvidables.

El evento se repartirá en dos días, el miércoles 14 y el Jueves 15 de julio, a la misma hora (las 19:30), una fórmula ya aplicada a otros eventos de la ciudad olívica, como los multiconciertos, lo que permite llenar Vigo de vida y eventos culturales repartidos en diferentes fechas y lugares ofreciendo a los ciudadanos múltiples posibilidades y evitando las aglomeraciones. En este caso, la localización del evento tendrá lugar en Samil tan solo pocos días después de que esta playa viguesa apareciera entre las 10 más recomendadas de todo el país en un ranking elaborado por más de 12 millones de usuarios. Los vigueses tendrán así hasta dos oportunidades de disfrutar de modo gratuito y con total seguridad, gracias a la colaboración del Concello de Vigo, de estas jornadas de danza urbana. EL aforo al evento está controlado y limitado. Las medidas de prevención COVID-19 serán aplicadas durante todo el evento.

Ahora más que nunca es tiempo de disfrutar y exprimir al máximo los momentos que quedarán guardados en nuestra memoria. En estos tiempos difíciles que nos ha tocado vivir, el amor, el compañerismo y la unidad dan fuerza a todos estos bailarines para ver el futuro con otros ojos. Gracias al Concello de Vigo y la inclusión de este evento hace ya nueve años, hemos podido volver a ilusionar a todos los bailarines de nuestra ciudad pudiendo llevar a cabo con total seguridad este evento de danza.

VIKUL es Vigo Kultura Urbana, Vikul es bailar en la calle, en el asfalto, boca arriba o boca abajo, rodeado de multitud, de tu gente, que te ánima y te hacen volar, sintiendo esa energía que se transmite en el flow de cada bailarín, aunque sea ahora desde las sillas... Esa energía que nos hace BE COOL incluso en tiempos de pandemia.