En Argel, en 1997, mientras la creciente radicalización impone más y más control sobre lo que las mujeres llevan y hacen en los espacios públicos, la joven estudiante Nedjma planea con pasión un pase de moda.