Pedir a domicilio ya no es una solo una cuestión gastronómica, desde hace un tiempo también se pueden solicitar otro tipo de productos e incluso pedir la compra a casa. Ante una "urgencia" puede ser una buena solución, a veces más rápida que salir de casa e ir un negocio. Eso sí, es probable que nos salga algo más caro.

Un tik toker que se dedica al reparto a domicilio con Glovo, @alex_solla, suele grabar algunas de las anécdotas más curiosas que le suceden en su día a día. Desde veces que le dieron de vuelta la basura para que la tirase al salir con la excusa de que "la que limpia no ha podido sacarla" a otra que casi le atropella un guardia civil.

La última anécdota que compartió en su cuenta de Tik Tok le dejó completamente impactado. Le pidieron una caja de condones. "Es bastante típico para una urgencia", explicó al inicio del vídeo. Sin embargo, lo que no es nada común s lo que sucedió a continuación. Al llegar al domicilio, se ve como el repartidor llama a la puerta y le recibe una mujer aparentemente de edad avanzada.

"Preguntas por (nombre censurado). Es mi yerno, voy a llamarlo", le dijo la mujer que, según el tik toker, se quedó mirando fijamente los condones. "No puede ser, no puede ser...Me abrió la suegra", lamentó el hombre al irse.