Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cine gallego que aterroriza en Sitges

Escena de “Jacinto”, de Javi Camino.

El Festival de Cine de Sitges echa el telón y en él el celuloide gallego ha tenido un espacio más que destacado con cuatro producciones presentadas. Por un lado, la película con equipo técnico y actoral galaico Jacinto, de Javi Camino. Por otro, el largometraje Tres que cuenta con actrices y producción gallega (Frida Films). Además, ha competido el corto Mare, de Guille Vázquez, al tiempo que se ha presentado una película en ejecución de Óscar Doviso que busca nuevos apoyos para ser rematada y que trata sobre la historia del hombre lobo de Allariz, Manuel Blanco Romasanta, el mayor asesino en serie de España.

En el caso de “Jacinto”, el compostelano Javi Camino optaba y finalmente logró el premio del público en la sección Panorama Fantástico con un filme inspirado en el crimen de Santoalla –el crimen del holandés Verfondern en Petín pero con un giro diferente hacia la comedia negra y guiño especial al Quijote pero en una versión más destructora y en el rural gallego.

“Jacinto –interpretado por Pedro Brandariz– es un símbolo de la infancia”, explica Camino quien partió en un inicio del pensamiento de desarrollar una adaptación lo más parecida al caso real para después “contar una historia con un personaje entrañable, un hombre de 40 años con mentalidad de un niño de nueve, aislado en una aldea con su familia”.

El momento donde se altera su tranquilidad es aquel cuando surgen dos jóvenes de aspecto metalero –las actrices Ánxela Baltar y Corina Rautenberg– procedentes de Suecia. El “choque cultural” comenzará a crear animadversión en la aldea contra ellas, empujando varios vecinos a Jacinto a pensar que son vampiras.

Banda sonora premiada

El filme cuenta con una poderosa banda sonora de Reserva Espiritual de Occidente, que incluye un integrante gallego, el lucense Wences Lamas. La BSO acaba de recibir premio en el Santiago Horror Film Festival en Chile.

El director, Javi Camino, reconoce que Sitges “es su festival favorito” y que desde pequeño sus películas favoritas eran Pesadilla en Elm Street y El muñeco diabólico.

Si Jacinto es una película 100% gallega, Tres cuenta con producción gallega y también parte del elenco. Dirigida por Juanjo Giménez y a punto de ser estrenada en los cines comerciales el 5 de noviembre tras participar en el Festival de Venecia, el Toronto International Film Festival o la SEMINCI. La película presenta la historia de una diseñadora de sonido que comienza a desincronizarse en este thriller donde actúan las gallegas Luisa Merelas, Cris Iglesias y Fran Lareu.

Otra obra que se ha proyectado en Sitges ha sido el cortometraje Mare, de Guille Vázquez, de Viveiro y que anteriormente compitió en el Festival de Cans y el Festival de Málaga.

"Broche de oro"

Tras pasar por más de 60 festivales de cine de todo el mundo, su director, Guille Vázquez, considera que recalar en el certamen catalán es “un broche de oro”. El realizador destaca “el uso de referencias pictóricas” en los fotogramas de un corto que también destaca por su montaje experimental con una narrativa poco convencional.

De hecho, subraya que la inspiración de esta obra –por momentos onírica– radica en la reinterpretación del cuadro The nightmare, de Henry Fuseli, pero también en la narcolepsia de su madre. “Representa una parálisis del sueño. El título viene de uno de los nombres que le ponían al íncubu, al demonio, en inglés antiguo y que recuerda a la palabra nightmare que en inglés significa pesadilla”, explica el realizador.

Proyecto inacabado

Por último, Galicia también ha estado representada en el nuevo proyecto del director Óscar Doviso, Luarada. Este film presenta la historia de Manuel Blanco Romasanta, el hombre lobo de Allariz, el único caso de licantropía en el mundo y el mayor asesino en serie de España.

La película participa en una sección en la que busca apoyo económico para ser finalizada. De momento, está acabada la primera fase del rodaje, unos 35 minutos, que terminó justo en el arranque del confinamiento del pasado año.

El COVID ha disparado un 30% el presupuesto para continuar con la grabación, por lo que Doviso no ha podido retomarla. El director busca plasmar en cine una de las causas judiciales más amplias que alberga el Arquivo de Galicia y que nos sitúa en un caso del año 1850.

El objetivo no es solo contar que Romasanta asesinaba y traficaba con la grasa humana que le sacaba a las víctimas y que se utilizaban para ungüentos para la alta alcurnia. También hay crítica social. “Él hizo lo que hizo con ayuda del clero. Mataba a mujeres solas, algunas consideradas de mala vida”, explica.

Compartir el artículo

stats