Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rubén Riós da el salto al largometraje con una historia sobre violencia de género

Desde la izquierda, los alcaldes de Nogueira de Ramuín, A Teixeira y Parada do Sil, César Parente, Miguel Antonio Cid y Aquilio Domínguez, respectivamente, y el director y actor Rubén Riós.

Desde la izquierda, los alcaldes de Nogueira de Ramuín, A Teixeira y Parada do Sil, César Parente, Miguel Antonio Cid y Aquilio Domínguez, respectivamente, y el director y actor Rubén Riós.

El actor y realizador ourensano Rubén Riós repite el método que empleó en su exitoso proyecto audiovisual “Máis ca vida” para dar voz a las mujeres maltratadas en el que será su primer largometraje como director, “Vivas”. El actor y director ha elegido distintas localizaciones de las Rías Baixas, la Ribeira Sacra y Águeda (Portugal) para llevar a cabo un trabajo durante meses con mujeres víctimas de violencia de género y de la soledad, que relatarán en primera persona sus historias a través del documental que se titulará “Máis vivas”. Según Riós, las imágenes obtenidas durante este proceso de grabación contribuirán de una manera indirecta a la creación de guion de una trama de ficción, creada por y para ellas donde la realidad y la ficción irán cogidas de la mano mediante el que será su primer largometraje.

“Los concellos participantes, en su compromiso con nuestra sociedad, consideraron su participación activa en el desarrollo y en la ejecución del proyecto de cara a impulsar medidas de visibilización a través del audiovisual, de una manera lúdica y cultural, que permitan erradicar todo tipo de violencia de género”, explica el realizador a través del comunicado de su productora, Claqueta Coqueta.

Riós lleva más de quince años desarrollando proyectos audiovisuales vinculados con la vulnerabilidad y la exclusión social. Su primer trabajo en este campo fue “Máis ca vida”, documental ligado al cortometraje “Vida”, con el propósito de romper barreras y los estereotipos en el ámbito de la discapacidad.

Mientras que el documental recoge los testimonios reales del día a día de un colectivo de personas con capacidades diferentes y recoge la grabación desde el primer día de ensayos hasta el último día de grabación del cortometraje, este se convierte en la primera experiencia audiovisual de este grupo de personas, que comparten cartel con reconocidos actores como Javier Gutiérrez, Cristina Castaño, Mariana Carballal, Estíbaliz Veiga, María Mera y Luis Iglesia.

Ambos fueron ganadores de multitud de premios, entre los que destacan el reciente premio europeo Prix Circom a las minorías sociales, en los que participan más de una treintena de países y la actual candidatura a los galardones Celtic Media Festival. Este proyecto sentó, además, las bases de una metodología interpretativa, la DIMMb, que ha traspasado el ámbito audiovisual para convertirse en un instrumento normalizador de las personas con discapacidad. Ahora este mismo método dará visibilidad a un problema que se gana decenas de víctimas cada año: la violencia de género, y lo hará de la mano de las personas que la sufren.

El método DIMMb, financiado por la Fundación ONCE y Fondos Europeos, está basado en las dinámicas de trabajo cooperativo y relacionado con la gestión de equipos que se emplearon durante la realización de “Máis ca vida”.

Compartir el artículo

stats