Tiene el premio al mejor “streamer” del mundo. |

Comenta la Superliga Orange de videojuegos | .

Ha firmado con G2 Esport para retransmisiones | .

Con Íker Casillas, en un acto de LaLiga. |

La figura de Ibai Llanos está en boca de todos. Tras ganar el premio a mejor streamer del mundo y celebrar el Ibainéfico –el streaming solidario con el que ha recaudado 205.735 euros para Unicef jugando al NBA 2k con C. Tangana o haciendo conexiones en directo con Josep Pedrerol, Mónica Carrillo o Frank Cuesta–, el año 2020 del vasco terminó con una retransmisión en directo de las Campanadas de Nochevieja en su canal de Twitch que llegó a reunir a más de 550.000 espectadores, según él mismo afirma, incluido el mismísimo ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Con más de 13 millones de seguidores en redes, el crecimiento de Ibai ha sido exponencial desde que firmó por G2 Esports: la repercusión que ha logrado a escala digital está al alcance de muy pocos. Con consumidores de sus directos en internet de todas las edades, el target del que más se habla es el de los adolescentes.

La pregunta del millón que se hacen muchos padres es por qué tiene tanto éxito entre sus hijos, que son capaces de observar durante horas alguno de sus streamings o vídeos tanto en la plataforma de Twitch y como en YouTube. El contenido que está haciendo el streamer de moda no es para menos porque en los últimos meses Ibai ha jugado con futbolistas como Neymar, Kun Agüero o Thibaut Courtois, ha entrevistado a C. Tangana en su casa y a Marc Gasol por videoconferencia tan solo 50 minutos después de que se hiciera público su fichaje por los Lakers. Además, con el Ibainéfico ha logrado su mayor pico de espectadores de siempre, y 261.328 usuarios lo han visto jugar al Among Us con Neymar, Auronplay o DjMariio.

Cultura digital adolescente

La mayoría de los adolescentes ve sus vídeos porque les gusta lo que hace y cómo lo hace. Y es que Ibai gusta. Gusta y atrae a los jóvenes, tanto por su forma de ser como de comunicar. La sensación de los jóvenes de formar parte de la cultura digital adolescente es una de las claves más importantes porque entre ellos comentan lo que hace el bilbaíno. Solo en Twitch tiene 4,3 millones de seguidores.

Los jóvenes lo conocen desde hace poco. El boom de Ibai llegó a su cúspide en el pasado año 2020, pero ya lleva varias temporadas dedicándose al mundo del streaming comentando cualquier tipo de cosa, desde un concurso de bofetadas hasta un mundial de canicas. Con 15 años de edad Llanos ya subía vídeos con tres amigos de clase en los inicios de YouTube. Su mayor sueldo en esa época fueron 100 euros que se repartieron entre los tres porque les patrocinaba Machinima.

La mayoría de ellos no conocen la faceta de Ibai como comentarista de Lol (League of Legends). En el año 2014 se presentó al casting de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) con su amigo de la infancia Ander Cortés, con quien convive en la casa de G2 y, a partir de entonces, empezó a narrar las partidas con un contrato profesional. En un podcast de The Wild Project, Ibai contó que había comentado más de 3.000 partidas del juego y cubierto más de 70 eventos. “Esto lo digo porque la gente cree que he caído del cielo en YouTube en el 2020 y no es así”.

En el mismo comentario también explica que ha tenido que rechazar ofertas para narrar la Premier o la NBA: “Hay un momento en el que pienso que ese era el sueño de mi vida, pero resulta que en Twitch yo pego tal pelotazo y estoy tan feliz que digo: a lo mejor prefiero streamear que comentar la Premier”, y suscribe que no se sentía preparado al cien por cien porque tendría que hacer una preparación previa.

Puede gustar más o puede gustar menos, pero lo que sí que es cierto es que está abriendo nuevas posibilidades de comunicación alejadas de los estándares tradicionales de la televisión. Lo dice el mismo Marc Gasol en la entrevista que le hizo tras su fichaje por los Lakers: “Al final, si no, hacemos lo de siempre con la misma gente de siempre... Digo: Hostia, vamos a hacerlo diferente, más divertido y mucho más normal”.