La final de la segunda edición de La Voz Senior coronó anoche a Naida Abanovich, del equipo de Bustamante, como la voz veterana más extraordinaria de España gracias al voto del público que se decantó por una concursante que venía de cantar en auditorios, pero también en la calle.

Natural de Minsk (Bielorrusia), cantó ópera durante años en el Auditorio Nacional de Bakú (Azerbayán), hasta que la guerra le forzó a regresar a su país natal, para finalmente terminar emigrando a Baleares y allí empezar a cantar en las calles durante 15 años, armada únicamente por un pesado altavoz de 13 kg. Una dura experiencia que esta mujer ha conseguido revertir con su victoria en la final el programa de Antena 3.

La encargada de leer el nombre de la afortunada fue Eva González, dando así el broche de oro a una gala que contó con actuaciones de “gran nivel”, comenzando con el equipo de Antonio Orozco y sus dos finalistas, Emi Bonilla y Nico Fioole, Después llegó el turno del equipo de Pastora Soler, con Fernando Demon y Juana. A continuación, salió el equipo de David Bustamante, con Fernando Libén y Naida Abanovich. Las actuaciones llegaron a su fin con el equipo de Rosana, que se lució con Los tres aries y Mingo.