La Fiscalía Anticorrupción mantuvo ayer la petición de 7 años cárcel para el expresidente del Consejo de Dirección de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Teddy Bautista, y de 12 para el que fuera director de SDAE (filial digital de SGAE), José Luis Rodríguez Neri, en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional.

La Fiscalía elevó ayer a definitivas sus conclusiones contra Bautista, Neri y otros siete acusados, juzgados por el presunto desvío de fondos en el llamado caso Saga, pieza principal del caso SGAE.

La vista se inició el pasado 14 de septiembre –nueve años después de que Bautista fuera detenido en el Palacio de Longoria junto a Rodríguez Neri y otras siete personas– sin acusación particular y sin sociedades mercantiles como responsables civiles subsidiarios, después de que el tribunal decidiera retirarlos del juicio.

La fiscalía mantiene en sus conclusiones la petición de una condena de siete años a Bautista por apropiación indebida o, alternativamente, de administración desleal.

A Rodríguez Neri, que era director de la SDAE, filial digital de la SGAE, y a su colaborador Rafael Ramos les considera responsables de ese mismo delito, por el que solicita la misma condena, pero también en falsedad de documentos mercantiles (dos años y medio) y de asociación ilícita (tres años).

También acusa a María Antonia García Pombo, mujer de Rodríguez Neri; a Eva, hermana de esta; y a la hija del exdirector de la SDAE, Leticia Rodríguez Álvarez.

Asimismo, el Fiscal Anticorrupción retira la responsabilidad criminal de otra de las acusadas, Juana Cristina Rodríguez Neri, por haber fallecido.