Carro garantiza la procesión marítima del Carmen con una asociación y gestiona los permisos

El líder del PP y bateeiro agradece el apoyo de esta entidad que quiere estar en el anonimato

Se pone al frente de la póliza

Talla de la Virgen del Carmen de Moaña que sale en procesión. |   // FDV

Talla de la Virgen del Carmen de Moaña que sale en procesión. | // FDV

El profesional bateeiro y al mismo tiempo líder del PP de Moaña, Javier Carro, confirma que finalmente habían llegado a un acuerdo con una asociación para que se ponga como titular de la póliza de Responsabilidad Ciivl para cubrir los riesgos de la procesión marítima del Carmen, por lo que se garantizaba su celebración, este próximo martes 16, a la espera de las autorizaciones pertinentes. Asegura que ayer mismo se enviaron las solicitudes “y ya sólo faltan las autorizaciones pertinentes de los distintos organismos oficiales para poder decir que Moaña puede tener nuevamente su tradicional e histórico paseo de la Virgen del Carmen a bordo de un barco del municipio”.

Quiere dar las gracias a esta asociación, cuyo nombre se ha comprometido a mantener en el anonimato y a sus integrantes, “por su generosidad y por apoyarnos en este más que grandioso evento y como dije antes, histórico y tradicional”.

Entiende que es un día para que cualquier persona que se dedica al mar, se sienta orgullosa “por el sentimiento hacia nuestra virgen marinera” y que ante los problemas con los que se ha encontrado para poder garantizar la procesión, se plantea el reto de crear una asociación cultural, única y exclusivamente para la procesión marítima del Carmen, en donde se aglutinen personas de todas las parroquias del municipio, no sólo comprometidas con la Virgen sino con todo lo que rodea. Hace referencia también a su ilusión a que en esa asociación también partiicipe la Cofradía de la Iglesia del Carmen “como tiene que ser una cofradía que representa los valores de nuestra Virgen del Carmen de Moaña”.

Carro entiende que hay que apostar por asegurar el futuro de esta tradición y mejorar año tras año el reto del anterior: “Creo que hoy, una persona me estará observando allí donde se encuentre y se sienta orgullosa de su nieto ya que fue la madrina de esta iglesia del Carmen al colocar la primera piedra, allá por los años 50”. Por último señala que atrás quedan los días de incertidumbre y tensiones.

Suscríbete para seguir leyendo