El PP alega que las demandas de AV mejoran las cuentas de Cangas y anuncia más enmiendas

Respaldó, en el pleno, las exigencias de la exalcaldesa Victoria Portas, lo que después propició su aprobación de los presupuestos | Mantiene que el tripartito les “ninguneó” durante meses

Los ediles del PP, en el pleno, durante una intervención de Araceli Gestido.

Los ediles del PP, en el pleno, durante una intervención de Araceli Gestido. / GONZALO NÚÑEZ

El gobierno cangués tripartito (BNG, PSOE y EU) sumó este sábado un éxito al lograr la aprobación de los presupuestos municipales del 2024. Alcanzan los 19,3 millones de euros y permiten al ejecutivo local respirar, pues el Concello llevaba cuatro años sin unas cuentas aprobadas. Fue clave el apoyo de la exalcaldesa Victoria Portas (AV) para permitir el empate en la corporación y que decidiese el voto de calidad de la regidora, Araceli Gestido. Para que Portas aprobase las cuentas exigió la introducir 10 enmiendas que logró gracias a que el PP las votó con ella. Ayer los populares, que integran el partido más votado de Cangas, alegaron que apoyaron las enmiendas de AV “porque entendemos que mejoran un documento que no es creíble”.

Desde el PP prometen también que trabajarán en la elaboración de nuevas enmiendas durante el periodo de exposición pública, que comienza ahora, antes de que el documento tenga que regresar al pleno para su aprobación definitiva y entrada en vigor. Alegan que en este periodo quedará en evidencia “que los que no negocian ni con la plantilla municipal son el BNG y sus socios”.

En el pleno la defensa de la postura del PP corrió a cargo del concejal Pío Millán. Ayer mantuvieron que el tripartito “ninguneó a la fuerza mayoritaria de la corporación y a los cerca de 6.000 vecinos a los que representa”. Alegan, para ello, que AV estuvo 4 meses con los presupuestos en su poder para analizarlos “y nosotros tuvimos 15 días. Eso es lo que entienden por diálogo”.

El Concello funciona con una previsión de ingresos y gastos del año 2020

Lamenta también, la principal fuerza de la oposición, que el debate se llevase a un pleno extraordinario, a una sola semana de la sesión ordinaria, y que se adelantase la hora de la celebración sin consultar a los otros grupos, lo que consideran un “acto dictatorial” y contrario a la tradición en las corporaciones anteriores.

Como realizó en el pleno, el PP asegura que los presupuestos, que suben 3 millones de euros, son “una estafa” y que los objetivos de ingresos solo se podrán cumplir si se suben los impuestos y tasas, lo que temen que acabará ocurriendo. Ponen como “ejemplo de despilfarro”, el pago de 2.000 euros al mes por una grúa aparcada porque Cangas carecía de conductor.

Suscríbete para seguir leyendo