Sardina mediana y a buen precio para mojar el pan en la noche de San Xoán

Este año este popular pescado se caracetriza por su tamaño intermedio, “ni muy grande ni muy pequeño” | La del cerco oscila entre los 5 y 6 euros y la del ‘xeito’ a partir de 7

Una pescantina de la plaza de Bueu muestra ayer algunas de las sardinas que tenía a la venta. |   // G.NÚÑEZ

Una pescantina de la plaza de Bueu muestra ayer algunas de las sardinas que tenía a la venta. | // G.NÚÑEZ

Pequeña tirando a mediana. O mediana tirando a pequeña. El orden de los factores no altera el producto. Y ese producto es la sardina, una sardina conocida popularmente como “medianilla” y que es la que se puede encontrar en las plazas de abastos en estos días previos a la mágica noche de San Xoán. Es prácticamente el único pescado azul para asar que está llegando a los mercados pese a que ya hemos superado el ecuador del mes de junio. Los xurelos y los chinchos no se ven y la caballa o rincha es casi un artículo de lujo. Apenas hay y la que llega a los expositores de las pescantinas alcanza precios de hasta 10 euros el kilo.

Para esta noche de San Xoán no habrá falta de sardina, que es el pescado por excelencia para esta fecha, y con precios asequibles. Ayer en los puestos de la plaza de abastos de Bueu ese “medianillo” oscilaba entre los 5 y los 6 euros, un importe que se prevé que se mantenga durante estos días. La del xeito se cotiza un poco más cara, a 7 euros el kilo. “Sardina hay bastante y no debería haber problema si las cosas se mantienen así. Y el precio es muy parecido al del año pasado, que no pasó de los 7 euros”, cuenta Chapi uno de los vendedores del mercado bueués.

La mayoría de los clientes llega preguntando por una sardina más grande y escogida para hacer a la brasa en la noche de San Xoán. “Hay gente que está dispuesta a pagar un poco más, pero es que no hay”, cuenta Sabela desde otro de los puntos de venta de la plaza bueuesa. “Aunque no sea una sardina tan gorda como la que estamos acostumbrados está bien para asar, simplemente hay que tenerla menos tiempo en la parrilla”, añade Marta, otra pescantina del mercado de Bueu.

El puerto bueués cuenta con una flota de media docena de barcos del cerco o ardora, cuyos armadores llevan tiempo diciendo que lo único que se ve en las rías es sardina. De hecho en su momento solicitaron adelantar la apertura de la campaña porque este pescado no dejaba entrar a otras especies, como los también demandados chinchos y xurelos. “Es curioso, pero ya llevamos algunos años detectando que la sardina está mejor hacia el mes de octubre que durante el propio verano. Cuando estamos a bordo abrimos alguna para ver como está y se ve que no tiene mucha grasa”, explica el patrón de uno de los cerqueros de Bueu.

Una placera de Bueu, ayer, prepara una bandeja de sardinas para una clienta.

Una placera de Bueu, ayer, prepara una bandeja de sardinas para una clienta. / Gonzalo Núñez

Este año la mágica noche de San Xoán coincide en domingo, por lo que lo normal será comprar la sardina en la jornada del viernes o el sábado por la mañana. “Hay gente que la pide ahora para congelar, pero es un pescado que congelado pierde mucho”, cuentan desde alguno de los puestos. “Si la sardina se compra el viernes y es de ese mismo día aguanta perfectamente en la nevera. Otra cosa es si tiene más tiempo, que entonces sí que no aguanta”, corrobora otra pescantina de la plaza de Bueu.

En todo caso parece que este año la sardina no se escapará de las ascuas de San Xoán y además estará a un precio asequible. Imposible pedir más.

Más de 130 hogueras solicitadas en la comarca

El número de hogueras solicitadas en la comarca de O Morrazo superan en estos momentos las 130, la inmensa mayoría en Moaña. De hecho el municipio moañés mantiene abierto hasta mañana el plazo para solicitar la pertinente autorización. De momento suma 68 y desde el Concello avanzan que no se permitirán fogatas en las playas.

En lo que respecta a Cangas hay comunicadas 37 cacharelas, entre las que destacan 12 en O Hío, 10 en Aldán, 9 en Coiro o 5 en la zona de Rodeira. El gobierno local cangués sí que permitirá hogueras en las playas pero de manera muy restringida: solo en Rodeira y Vilariño y únicamente en las zonas acotadas.

El Concello de Bueu cerró esta semana el periodo para solicitar permiso y la resolución publicada ayer mismo por el consistorio incluye un total de 27 autorizadas, todas en terrenos privados. Aún así, algunas están promovidas por colectivos o asociaciones vecinales. Para la noche de San Pedro hay 22 autorizadas, incluyendo dos en espacios públicos: al lado del lavadero de Soutelo y en el parque de Xexide. En lo que respecta a las playas, en Bueu no se permiten las fogatas en estos espacios.

Los tres concellos han dictado bandos con las normas y recomendaciones que se deben tener en cuenta a la hora de organizar las hogueras de San Juan, que no deben superar los tres metros de altura, deben guardar una distancia de al menos 25 metros con respecto a las viviendas y está prohibido emplear materiales inflamables o neumáticos.

Suscríbete para seguir leyendo