Los trabajos de reforestación de la Autovía eliminan 26 hectáreas de plantas invasoras

Las labores se realizan con métodos mecánicos | También químicos que secan y afean el paisaje

Trabajos mecánicos de eliminación de invasoras en la Autovía.   | // FDV

Trabajos mecánicos de eliminación de invasoras en la Autovía. | // FDV

La Consellería de Infraestructuras, a través de la empresa pública Tragsa, prosigue con los trabajos de reforestación de los márgenes de dominio público de la Autovía do Morrazo, ahora en esta época y desde la llegada de las altas temperaturas, sin plantar, sólo con la eliminación de especies invasoras y preparación del terreno con el fin de retomar en otoño la plantación de frondosas.

Desde la consellería confirman que desde que se iniciaron los trabajos en febrero, ya se plantaron 1.363 nuevas frondosas y se revegetaron 18.000 metros cuadrados de superficie con hidrosiembra. Además se erradicaron especies invasoras en 26 hectáreas.

Sí que hay tramos del dominio público de la Autovía que debido a estos trabajos presenta mal aspecto para la época fuerte de la llegada del turismo debido a que la eliminación se realiza, además de con métodos mecánicos, con químicos por lo que las especies y la banda vegetal se ven secas a ambos lados del vial. Los árboles de más tamaño se están talando con métodos mecánicos, como ocurre estos días en tramos de Domaio y de Meira, pero en el enlace de acceso a Cangas, las especies tipo matorral, que están secas, afean el paisaje.

Al margen de esto, los operarios de Tragsa trabajan a diario en esta reforestación preparando el terreno, arrancado de raíces, para una vez limpio, proceder a la hidrosiembra con cubierta vegetal, en algunas zonas de arbustos.

Desde la Consellería de Infraestruturas aseguran que los trabajos se van realizando al ritmo previsto en la planificación. La obra, con un presupuesto de 1,5 millones de euros y que supone la primera como proyecto piloto de la Estratexia de Estradas verdes de Galicia, tiene un plazo de ejecución de 24 meses. La intención es plantar 25.000 o hasta 35.000 especies frondosas, con el objetivo de luchas contra los incendios forestales, al acentuar el efecto cortafuegos del vial; además de avanzar hacia la neutralidad en carbono y contribuir a paliar los efectos del cambio climático.

Suscríbete para seguir leyendo