Cangas controlará el recibo de 53 casas de las que se duda que estén conectadas al saneamiento

El Concello se compromete a colaborar con Augas Limpas, que en un informe mencionó la necesidad de investigar esta situación

También examinará las fosas sépticas para determinar el origen de los vertidos

Vertido de fecales en Aldán, en una imagen de archivo.

Vertido de fecales en Aldán, en una imagen de archivo. / Santos Álvarez

El gobierno local de Cangas colaborará con Augas Limpas en su lucha para acabar con los vertidos a la ría Aldán-O Hío. Así lo manifestó ayer la concejala de Obras y Servicios, la socialista Iria Malvido, que mostró todo su apoyo a este colectivo y se comprometió a que la cocnesionaria del ciclo del agua, la UTE Gestión Cangas, también colabore en esta lucha en la que están empeñadas las parroquias de Aldán y O Hío. En este sentido, Iria Malvido manifestó que el Concello investigará detenidamente si esas 53 viviendas sobre las que el informe elaborado por Augas Limpas tiene dudas respecto a si están conectadas o no a la red de saneamiento o la de pluviales.

La primera teniente de alcalde socialista afirma que habrá que ver si esas viviendas sobre las que pesan serias dudas pagan en recibo correspondiente de abastecimiento y saneamiento, en un paso lógico para determinar o no si infringen la ley en materia de vertidos. También se llevará a cabo un control de fosas sépticas con el mismo propósito. Pero también es verdad las dudas se siembras sobre edificaciones construidas en una determinada época y que en muchos casos los hoy propietarios desconocían si el constructor había realizado o no en enganche a las redes de saneamiento y abastecimiento. De hecho, hace año, cuando aparecieron heces en la arena de la playa de San Cibrán se barajó la hipótesis de que procedieran de viviendas que no estaban enganchadas a la redes. Fue en el año 2017 y en ese momento ya estaba gestionando el ciclo integral del agua la UTE Gestión Cangas. El Concello de Cangas había acordado con la concesionaria del ciclo del agua realizar una amplia inspección para detectar la procedencia de los vertidos, pero nunca se vieron los resultados. Y sí los vecinos de Aldán y O Hío constatan es que hay serias dudas sobre 53 viviendas, a las que se les puso un asterisco.

Esta vez, la concejalía que dirige Iria Malvido parece que está dispuesta a llegar hasta el final de las investigaciones, que cooperará con Augas Limpas en su propósito de esclarecer la procedencia de los vertidos, que aumentaron con el tiempo, si bien no fueron tan espectaculares como los del año 2017 en la playa de San Cibrán, con toneladas de heces invadiendo la arena.

Hay que recordar que Augas Limpas presentará el estudio que realizaron los vecinos de Aldán-O Hío el próximo día 20 de junio, en el salón de plenos de Cangas. El citado nforme revela incidencias desde octubre de 2023 en el saneamiento y pluviales de estas dos parroquiasa canguesas. Este colectivo trasladará copia del estudio a los partidos politicos con representación municipal.

El paseo del frente marítimo sigue cortado en Ojea

La junta de portavoces para tratar el ámbito de actuación en Ojea y el futuro de ese espacio sigue sin convocarse por parte del gobierno local. El PP teme que llegue el verano y el paseo que une la punta de Rodeira con la punta de dique siga cortado en ese punto. No se sabe la razón por la que se convoca a la junta de portavoces después del compromiso adquirido. La concejala de Obras y Servicios, Iria Malvido, se había comprometido también a traer fondos de Ministerio de Transición Ecológica, concretamente de Costas, para reparar las naves de Córdoba, pero no hay nada anunciado, como tampoco está hecho el proyecto que debe realizar el Concello para conseguir de Costas la cesión de las naves de Córdoba, dentro del espacio de Ojea. Desde el gobierno se afirma que se prioriza la aprobación de los presupuestos para 2024. Sigue adelante por parte del Ministerio de Transición Ecológica el proceso burocrático para el derribo de la naves que antes albergaron conserveras: la de Iglesias y la de Lago Paganini. Según Iria Malvido, el Ministerio de Transición Ecológica quedó de informar sobre la situación y, de momento, no trasladó la adjudicación del derribo, que en teoría salía a concurso con dos meses para ejecutar los trabajos.

Suscríbete para seguir leyendo