Venia acuerda presentar una demanda tras lo sucedido con el abogado cangués en huelga

La asistencia jurídica del sindicato convocante del paro se reunió ayer en Cangas con los letrados que lo secunda para adoptar medidas

Abogados de Cangas en huelga con los asesores de Venia.

Abogados de Cangas en huelga con los asesores de Venia. / FDV

El sindicato Venia, que convoca la huelga de abogados del turno de oficio tiene la intención de presentar una demanda para defender el derecho a la huelga que le fue impedido ejercer al abogado cangués Ramón Souto, al que la Sección Segunda de la Audiencia de Pontevedra obligó a comparecer en un juicio esta semana, después de que en su día se hubiese suspendido porque el letrado se acogió a su derecho a la huelga y así se lo hizo llegar con anterioridad a la Audiencia de Pontevedra, por escrito y de palabra. Así se decidió en la reunión que los asesores jurídicos del sindicato Venia mantuvieron ayer en Cangas con los profesionales que están en huelga. La portavoz del sindicato, María Perille, calificó la situación vivida como intolerable y que se iba a proceder a realizar acciones de tutela del derecho a la huelga. También se emprenderán todo tipo de acciones para que les reciban representantes del Ministerio de Justicia, que hasta la fecha no dieron la cara.

María Perille quiere dejar claro que el adversario de los abogados del turno de oficio en huelga no es el Poder Judicial, que se trata de una situación política-administrativa. “Nos están enfrentando. Lo están consiguiendo”, manifiesta la representante de Venia, que afirma que eso es lo que no pueden permitir.

Preguntada si es normal que ocurra en otras zonas de España lo que ocurrió en la Sección Segunda de la Audiencia de Pontevedra, de obligar a un abogado en huelga a asistir a un juicio bajo advertencia de que si no lo hace estaría cometiendo un delito, la portavoz de Venia manifestó que no era para nada frecuente, que los jueces, por regla general, conocen su situación y entiende sus peticiones. Insiste en señalar que lo que ocurrió con Ramón Souto fue un caso excepcional en España. “Ahora mismo no tenemos derecho al descanso, ni a u salario...No es un conflicto con el Poder Judicial. Es una situación que en el siglo XXI clama al cielo. Vamos a defender a Ramón Souto y a otros como él hasta donde haga falta”.

María Perille quiso recordar que la administración de Justicia tiene en servicio de alta calidad prácticamente a coste cero.

También se insistía ayer en el hecho de que Ramón Souto tuvo que defender a través del turno de oficio a un acusado al que se le había denegado el derecho a la Justicia Gratuita por no reunir las condiciones exigidas. Por lo que no se sabe, y este es uno de los problemas, si va a cobrar por ello.

Suscríbete para seguir leyendo