El jefe de la Policía de Cangas considera que la alcaldesa quiere desmantelar el departamento

Agulla recuerda que los agentes trabajan festivos y domingos, de ahí que tengan más vacaciones | Afirma que la regidora tiene la obligación de ordenar refuerzos obligatorios

Exterior de la comisaría de la Policía Local de Cangas.

Exterior de la comisaría de la Policía Local de Cangas. / Santos Álvarez

El jefe de la Policía Local de Cangas, Alberto Agulla, afirma que no es cierto que los agentes disfruten de 52 días de vacaciones más los días moscosos y días dependiendo de trienios. Asegura que la Policía disfruta de 16 días hábiles en invierno y 14 en verano; dos turnos por trabajar festivos y sin cobrarlo. A los que hay que añadir los 22 días hábiles de todos los trabajadores del Concello. Recuerda que la Policía Local trabaja domingos y festivos y que los domingos no están siendo remunerados. También indica que la alcaldesa, de seguir así, podría incurrir en una dejación de funciones como jefa superior de Policía al no querer ordenar ninguna acción ni refuerzo obligatorio por decreto, como pide la jefatura, debido a la falta de personal, lo que provoca que quede un solo policía de servicio y, lo que es más grave, un auxiliar de noche, como ocurrió esta misma semana. Recuerda que los auxiliares no son agentes de la autoridad y que solo pueden acompañar a un funcionario policial.

Está convencido de que el BNG (partido al que pertenece la alcaldesa Araceli Gestido) tiene un objetivo claro: el desmantelamiento de la Policía Local. Menciona que varios policías que entraron en la época de Xosé Manuel Pazos ya pidieron marcharse de Cangas en comisión de servicios y que esto es malo para el municipio, porque nadie querrá venir ni quedarse en el cuerpo en Cangas.

Alberto Agulla también denuncia que el contrato de la grúa sigue a la espera cuando se acerca la época de más trabajo y que también el BNG dejó al departamento de Policía sin un euro, porque se cargan para vestuario gastos de coches o de la grúa que se devolvió hace un mes. “No hay ni para calzado, ni equipos de comunicaciones de emergencia”. También considera que otro de los objetivos que tiene en mente la alcaldesa de Cangas es acabar con la patrulla nocturna, pero que no se atreve a decirlo porque políticamente no le interesa.

Coche oficial en disputa

Además, Alberto Agulla indica que los refuerzos voluntarios que es verdad que son remunerados se cobrar tarde. Y, por la tarde, veía la luz un hecho a la que la Policía Local de Cangas trata de dar máxima importancia, que es que la alcaldesa utiliza para viajes oficiales un vehículo que recuperó la Policía Local y que estaba en el depósito. En teoría, solo se podría utilizar para el departamento de seguridad. El vehículo fu empleado por anteriores mandatarios. Un nuevo capítulo del conflicto Policía-Alcaldesa que nació desde que Gestido aplicó el acuerdo del fallecido alcalde Xosé Manuel Pazos para obligar a la policía a cubrir la zona rural, donde teóricamente las competencias son de la Guardia Civil de Tráfico.

Suscríbete para seguir leyendo