Hosteleros de Cangas retoman la Feira da Tapa, pero sin ayuda del Concello

Un total de 14 locales participan en el evento, que se desarrolla del 20 al 30 de este mes | El jurado realizó ayer la cata de las tapas para su premio

Un momento de la cata de las tapas, ayer, en la plaza de abastos de Cangas.  | // GONZALO NÚÑEZ

Un momento de la cata de las tapas, ayer, en la plaza de abastos de Cangas. | // GONZALO NÚÑEZ

Redacción

La Asociación de restauradores de Cangas Areca decidió retomar este año la Feira da Tapa de verano, aunque sigue sin respuesta de ayuda por parte del Concello que el año pasado, con el anterior gobierno, tampoco se la concedió, motivo por el cual el colectivo decidió no organizarla. Pero los hosteleros han creído necesario que Cangas vuelva a contar con esta feria, que se desarrollará del 20 al 30 de junio, coincidiendo también en parte con la Mostra de Teatro.

Bien es cierto que debido a esa trayectoria irregular en su celebración, a la subida de precios provocada por la inflación que ha cerrado muchos locales y la falta de personal, el número de establecimientos es menor que en las ediciones anteriores a la pandemia del COVID cuando eran 45. Este verano serán 14: O Carlete, Gran Sol, A Curva, A Comanchiña, Nabeira, Buxaina, Habelas hailas, Casa Porrón, Pandemillo, Boliños, O Alboio, Restaurante Plaza, Sol Poniente y O galo da Loli.

En la jornada de ayer y en la planta alta de la plaza de abastos se llevó a cabo la cata por parte del jurado calificador de las tapas que se van a servir, ya que esta feria concede dos premios, uno del jurado y otro del público. El jurado está integrado por dos profesores de cocina del Centro Integrado de Formación Profesional Carlos Oroza de Pontevedra y el chef Alberte Gutiérrez, del restaurante Alberte de Vigo, que ganó en el programa “Batalla de restaurantes” del televisivo Alberto Chicote.

La valoración del jurado permanecerá en sobre cerrado hasta que finalice la feria, el 30 de junio, que es cuando se harán público los premios. Sobre la mesa ayer de la plaza de abastos ya se podían ver algunas de las tapas que se podrán degustar durante los 11 días de la feria, a partir del jueves 20, como un tartar de salmón ahumado con aguacate y crujiente de pasta won-ton; boliño relleno de yema de huevo con pisto y trufa de verano, canelón de marisco, rincha ahumada sobre un falso nigiri o un postre vegano con chocolate y crujiente.

Desde Areca reconocen que ellos son una asociación pequeña que hasta este año no ha cobrado cuota, por lo que sus ingresos son escasos, pero siempre intentan estar activos. Por eso que entienden que la colaboración del Concello es de vital importancia y desde la Feira da Tapa de Invierno esperan unas ayudas que se les había prometido, pero que por culpa de que no están aprobados los presupuestos no llegan. Insisten en que a pesar de todas las dificultades, los participantes en la feria decidieron financiar por completo y en solitario la organización de esta cita gastronómica.