Los centros de salud salvarán la atención de tarde en verano con horas extra de los médicos

Cangas y Moaña no cerrarán las consultas vespertinas en julio y agosto pese a las carencias de personal | La Xunta acusa al Gobierno central de no facilitar las contrataciones

Usuarios, esta semana, en una de las salas de espera de la Casa do Mar de Moaña. |

Usuarios, esta semana, en una de las salas de espera de la Casa do Mar de Moaña. | / GONZALO NÚÑEZ

La falta de personal sanitario en atención primaria pone en jaque este servicio de cara al verano en muchas localidades gallegas. En O Morrazo las vacaciones de los facultativos se juntan con el tradicional incremento de la población por el turismo. Así las cosas, profesionales de los centros de salud reconocen que “vamos muy mal de personal” de cara a los meses de julio y agosto. Se llegó a recomendar a los centros prescindir de las consultas de tarde durante ese periodo. Pero, al menos de momento, tanto Cangas como Moaña garantizan que habrá consultas en horario vespertino aunque, eso sí, con muy poco personal y gracias al esfuerzo de los doctores que harán horas extra prolongando su jornada laboral.

Así, en Cangas el jefe de servicio, José Gestido Santomé, valoró la idea de cerrar el turno de tarde en los meses centrales del verano “ante la inevitable falta de sustituciones y refuerzo”. Pues contar con el equipo completo de mañana permitiría, a su juicio, “un menor desgaste físico y psicológico de los trabajadores de ambos turnos” y permitiría acortar los tiempos de espera para conseguir una cita médica o no ver reducidos los tiempos de atención”.

Sin embargo, el jefe de servicio y la Gerencia alegan que este tipo de medidas debe contar con el apoyo de todos los trabajadores y la comprensión de las asociaciones de pacientes y en las últimas semanas entendieron el “descontento e incertidumbre” que provocaría cerrar la atención primaria de tarde durante dos meses. Por lo tanto, si no se producen nuevas bajas o ausencias imprevistas, se cubrirá la atención de tarde prolongando la jornada de facultativos de mañana y repartiendo los pacientes de los profesionales que estén de vacaciones.

Similar es la decisión adoptada en Moaña en donde el jefe de servicio, David Mayo, explica que tres médicos del turno de tarde tendrán que pasar consulta por las mañanas en los meses de julio y agosto para cubrir las ausencias por vacaciones. En cuanto a las tardes, uno de los médicos seguirá pasando consulta y se apoyará con prolongaciones de jornada de profesionales de la mañana. Además, el centro seguirá abierto en jornada de tarde también por el trabajo de la matrona y de la nutricionista en cuanto se incorpore a su puesto.

En lo que respecta a Bueu, que se encuentra en el área sanitaria de Pontevedra, desde el centro de salud explican que todavía no tienen cerrada la planificación del verano y esperan contar con alguno de los 153 estudiantes de MIR a los que la Xunta quiere contratar para ayudar a cubrir vacaciones. Si no cuentan con algún profesional de este perfil los médicos de Bueu tendrán que recurrir también a hacer prolongación varios días por semana entre julio y septiembre.

Desde la Consellería de Sanidade explican a FARO que están en estos momentos “ultimando la planificación completa de medidas extraordinarias destinadas a garantizar la asistencia sanitaria de calidad en verano”. Reconocen, desde la Xunta, que será un verano “complejo” y culpan a la “inacción” del Gobierno central a la hora de facilitar la contratación de médicos por parte de las comunidades autónomas.

Una de las medidas previstas es la de ofrecer contratos voluntarios, con incentivos económicos y bajo supervisión, a los MIR de último año, que les permitiría apoyar tanto a las urgencias como a la atención primaria. También se evalúa la posibilidad de contar con un grupo de médicos que trabajen en una determinada zona, voluntariamente y con incentivos económicos, para que puedan cubrir las ausencias o el aumento de demanda durante el verano. También exploran la opción de contratar a médicos con segunda residencia en zonas tensionadas en el verano para que se conviertan en refuerzos temporales.

En cuanto a las urgencias de Cangas y Moaña centralizadas en el PAC cangués, para salvar su funcionamiento los tres equipos de este servicio tienen limitadas sus vacaciones a 15 días en los meses de julio o agosto. La capacidad de las urgencias canguesas se pone a prueba cada verano ante el fuerte aumento de la población.

Suscríbete para seguir leyendo