Promueven la construcción de cuatro casas de lujo junto a la playa de A Videira en Tirán

El promotor está vinculado al sector hotelero de la ciudad de Vigo

El diseño es obra del arquitecto Alfonso Penela

El Concello de Moaña ya concedió la licencia municipal

El terreno que linda con la playa de Videira y el camping de Tirán.

El terreno que linda con la playa de Videira y el camping de Tirán. / Gonzalo Núñez

Losa brotes verdes en el sector de la construcción en Moaña no solo están apareciendo con forma de edificios en el centro urbano, sino como viviendas individuales y de lujo. Es el caso de la promoción de cuatro chalés de alto nivel que un promotor de Vigo, vinculado al sector hotelero de la ciudad, se ha propuesto construir en una finca de unos 10.000 metros cuadrados en Tirán, que linda con la playa de A Videira. La finca, que antiguamente formaba parte de la denominada Granxa do Fuxón, cuya casa antigua, con categoría de pazo, hoy acoge el edificio principal del camping de la parroquia, modernizado como Kampaoh Ría de Vigo con tiendas de campaña con todos los servicios, fue adquirida por el inversor vigués a empresarios vinculados a la antigua Pescanova que a su vez habrían adquirido la propiedad a un armador moañés cuando se reparceló el amplio terreno.

El proyecto ya ha obtenido la licencia municipal hace cuestión de unas semanas, tal y como confirma el concejal de Urbanismo, Xosé Xoán Melón, y desde el Concello están a la espera de que el promotor presente el plan de ejecución para que la obra se pueda poner en marcha.

Promueven la construcción de cuatro casas de lujo junto a la playa de A Videira en Tirán

La bajada a la finca donde se construirán las viviendas y al camping de Tirán. / Gonzalo Núñez

Las viviendas tendrán el sello de calidad que siempre otorga el arquitecto Alfonso Penela, autor del proyecto. Serán viviendas de alto poder adquisitivo, en un lugar envidiable, de los que pocos quedan, con salida a una playa y amplias vistas a la ría de Vigo. Se encuentran en un entorno urbanizado de viviendas unifamiliares y con un vial humanizado, el denominado Camiño Real, con preferencia peatonal sobre los vehículos. También está bien comunicado con la carretera general PO-551 a pocos metros de distancia y aunque la parroquia forma parte del término municipal de Moaña, está muy próximo al casco urbano de Cangas.

La finca llega hasta la misma playa de A Videira, pero la construcción de las cuatro casas salva los 100 metros de protección de servidumbre de costas, según las fuentes consultadas. El concejal de Urbanismo asegura que no puede facilitar más datos sobre la promoción en cuanto a las características de las viviendas, su superficie y elementos constructivos, ya que asegura que es una cuestión de una promoción privada.

El sector de la construcción en el municipio de Moaña, desde que pasó la pandemia, está viviendo un buen momento, con seis licencias de edificios, tres de ellos ya rematados en O Con, Ramón Cabanillas y límite con Sisalde, otro en ejecución en As Barxas y dos en trámite de concesión de los permisos en la Porta do Sol en Meira y en la rúa Donato Bernárdez. La semana pasada, la Xunta también sacó a consulta pública el Plan Especial de urbanización de la Finca Pazó, en Quintela, que presentó la propietaria de los terrenos y de la casa que alberga la escuela infantil, que el Concello tiene alquilada y que con el desarrollo urbanístico pasaría a tener por cesión.

Suscríbete para seguir leyendo