Rescatadores atrapados en el estrecho laberinto de A Graña

La ambulancia tuvo que dar marcha atrás 500 metros en un vial por el que era imposible seguir

El lugar en el que quedó encajonada la ambulancia de Bueu siguiendo las indicaciones para llegar a un accidente en A Graña.

El lugar en el que quedó encajonada la ambulancia de Bueu siguiendo las indicaciones para llegar a un accidente en A Graña. / GONZALO NÚÑEZ

La Guardia Civil de Tráfico y la ambulancia del 061 con base en Bueu recibieron poco antes de la una del mediodía de ayer una llamada del 112 para acudir a un accidente de tráfico en el municipio, en una pista en A Graña. No fue una intervención sencilla y no por la gravedad del herido, sino por las dificultades para encontrar el sitio del suceso. De hecho la ambulancia no fue capaz de llegar y bastante suerte tuvo porque al menos fue consiguió de regresar.

El vehículo de emergencias estuvo a punto de quedarse atrapado en un estrechamiento de la calzada. La pericia de su conductor le permitió volver a la carretera PO-551 después de circular marcha atrás durante más de medio kilómetro porque literalmente era imposible dar la vuelta.

Las coordenadas y ubicación que le transmitieron a la ambulancia del 061 y a la Guardia Civil de Tráfico conducían a la parte alta de A Graña, un entorno que se caracteriza por viales estrechos y “revirados”. Allí no encontraron ni rastro del accidente, pero sí hallaron un laberinto de difícil salida. Sobre todo para la ambulancia, que llegó a un tramo del vial en el que era literalmente imposible avanzar. La única alternativa era retroceder y con mucho cuidado porque estaba encajonada entre los muros de cierre de viviendas y propiedades particulares. Mientras tanto, la patrulla de la Guardia Civil preguntaba a vecinos de la zona, pero nadie tenía conocimiento del accidente de tráfico.

Esto no significa que no existiese tal accidente, aunque parece que las indicaciones para guiar a los servicios de emergencia no fueron del todo precisas. De hecho ni siquiera el periodista que se desplazó para cubrirlo encontró el suceso pese a recorrer en moto las distintas pistas del lugar de A Graña y sin problemas de quedarse atascado.

Finalmente hasta el lugar llegó una ambulancia sanitarizada de Pontevedra para atender a una persona que había resultado herida en un choque en el que saltaron los airbags de seguridad. Las fuentes consultadas explican que luego se dirigió por sus propios medios a Pontevedra para recibir asistencia sanitaria.

Suscríbete para seguir leyendo