Interceptan en Vilaboa a los furtivos que trataron de sustraer 300 kilos de almeja en Moaña

El molusco incautado en la operación de A Xunqueira.   | // FDV

El molusco incautado en la operación de A Xunqueira. | // FDV / Fran G. Sas

La Policía interceptó, la noche del jueves para el viernes pasadas las 22.30 horas, a un grupo de personas con traje de neopreno que estaban capturando almeja de forma furtiva en la playa de Cobas, en la parroquia de Santa Cristina de Cobres (Vilaboa). Los vecinos del lugar de Barciela se vieron sorprendidos por la operación de furtivismo y la respuesta que dieron los vigilantes de la Cofradía Pedra da Oliveira. A los presuntos furtivos se les incautaron varios kilos de almeja, ya que la mayoría del molusco fue arrojado de nuevo al mar al ser descubiertos.

Se trata de un grupo de vecinos de Poio que ya son conocidos por los vigilantes de los pósitos y por las fuerzas y cuerpos de seguridad. No en vano, también durante la Navidad pero del año pasado, fueron descubiertos por la Policía Local y la Guardia Civil de Moaña con más de 300 kilos de almeja que había sustraído en la playa de A Xunqueira.

La vigilancia que están realizando las mariscadoras y los guardapescas de la cofradía de Moaña así como las fuerzas de seguridad hace que estos furtivos de Poio traten de extraer el marisco de forma ilegal en otras zonas como las playas de Redondela, Arcade y Vilaboa en la Ensenada de San Simón. Aprovechan el alza de los precios del marisco durante este periodo previo a la cena de fin de año.

Suscríbete para seguir leyendo