La comarca necesita triplicar el reciclaje en menos de dos años para cumplir los objetivos de la UE

El índice de recuperación actual se sitúa en el 17% y debe alcanzar el 55% en 2025

Casi el 40% de los restos que los vecinos depositan en el contenedor verde son biorresiduos, que ahora deberán ir al marrón

La presentación oficial del contenedor marrón, ayer en Bueu, con representantes de los tres concellos de O Morrazo.

La presentación oficial del contenedor marrón, ayer en Bueu, con representantes de los tres concellos de O Morrazo. / Gonzalo Núñez

Los vecinos de O Morrazo empezarán a ver de inmediato un nuevo contenedor en las calles: el colector marrón, destinado a la fracción orgánica. La Mancomunidade do Morrazo presentó ayer oficialmente el despliegue del conocido como “quinto contenedor”, cuya implantación es fundamental para cumplir con los objetivos de reciclaje fijados en la Ley 7/2022 de residuos y suelos contaminados para una economía circular. Esa normativa –que es una transposición de las directivas ambientales de la Unión Europea (UE)– establece que en 2025 los ayuntamientos deben reciclar el 55% de sus residuos, un porcentaje del que O Morrazo está aún muy lejos. Los últimos datos sitúan ese índice en el 17%, por lo que es necesario triplicarlo en menos de dos años.

La presentación de ayer en Bueu –que ostenta hasta el 31 de diciembre la presidencia de turno de la Mancomunidade– es la primera de una serie de actos públicos para informar a la ciudadanía sobre el nuevo contenedor, que en esta primera fase se desplegará por Bueu (18 unidades) y Cangas (24 unidades). Durante las próximas semanas habrá carpas informativas en ambos municipios y se enviarán cartas para explicar a la ciudadanía dónde estará el colector marrón, cómo usarlo y qué tipo de residuos se pueden depositar. La gerente de la Mancomunidade, Alba Álvarez, y la maestra compostera, Paula Casal, recalcaron que en O Morrazo este sistema ya estaba implantado gracias a los composteros comunitarios, domésticos y a la campaña de recogida puerta a puerta entre los grandes productores. Ahora se trata de ir más allá y llegar a espacios y lugares en los que no es posible habilitar composteros comunitarios.

La expansión del contenedor marrón debe servir para aumentar de manera notable el porcentaje de reciclaje de los concellos de O Morrazo. Los datos ofrecidos ayer por la gerente y la maestra compostera reflejan que en la actualidad un 37% de los residuos que forman parte de la bolsa que se deposita en el contenedor verde/fracción resto son de orgánica. Con el nuevo colector se ofrece a la ciudadanía una forma sencilla de separar en origen los biorresiduos, que podrán ser tratados correctamente para obtener compost.

¿Qué se puede depositar?

Para alcanzar este objetivo de reciclaje es fundamental usar correctamente este nuevo contenedor, que es algo en lo que se hará especial hincapié desde la Mancomunidade. En primer lugar, ¿qué se puede depositar? Esa lista incluye restos de verdura y fruta, restos de carne y pescado, conchas de marisco y huesos, frutos secos, restos de pan, restos de cafe e infusiones, papel blanco de cocina, restos de plantas y tapones de corcho.

Una ilustración con los biorresiduos que sí se pueden depositar en el nuevo contenedor marrón.

Una ilustración con los biorresiduos que sí se pueden depositar en el nuevo contenedor marrón. / Mancomunidade do Morrazo

¿Qué es lo que no se puede depositar?

En segundo lugar, ¿qué no se puede arrojar al nuevo contenedor? Comida envasada, pañales y compresas, colillas de tabaco, cápsulas de café, materiales textiles, papel de aluminio, plásticos o envases, cabellos, medicamentos ni ningún tipo de excremento.

Una ilustración con los residuos que no se pueden depositar en el nuevo contenedor marrón.

Una ilustración con los residuos que no se pueden depositar en el nuevo contenedor marrón. / Mancomunidade do Morrazo

¿Cómo depositar los biorresiduos?

Y en tercer lugar, ¿cómo se deden depositar los residuos? En este punto es importante señalar que no vale cualquier bolsa ni se pueden arrojar los restos sueltos. Los vecinos podrán solicitar de manera gratuita un kit que incluye un cubo, bolsas de compostaje y la tarjeta para la apertura del contenedor. “Los biorresiduos deben meterse en la bolsa compostable, no se puede usar una de plástico. Y a continuación debe introducirse bien cerrada en el colector”, explican las técnicas de la Mancomunidade do Morrazo.

Un técnico muestra a un vecino cómo usar la tarjeta para activar la apertura electrónica del contenedor marrón.

Un técnico muestra a un vecino cómo usar la tarjeta para activar la apertura electrónica del contenedor marrón. / Mancomunidade do Morrazo

Sistema de apertura electrónico con tarjeta

Aquí radica otra de las grandes novedades. Estos nuevos recipientes incorporan un sistema electrónico de apertura mediante una tarjeta. En esta primera fase se distribuirán 42 contenedores y se repartirán hasta 3.000 tarjetas. Solo una por domicilio y no será posible usar una de las tarjetas de Bueu en un colector de Cangas o viceversa. La ciudadanía puede solicitar su kit en las carpas informativas que colocarán previamente, a través del correo info@mancomunidadedomorrazo.gal y se puede obtener más información a través de la web mancomunidadedomorrazo.gal/contedor-marron de las nuevas redes sociales de la Mancomunidade.

El mapa de localización de los contenedores marrones en Bueu.

El mapa de localización de los contenedores marrones en Bueu. / Mancomunidade do Morrazo

El mapa de reparto del colector marrón incluye en Bueu varios puntos de la Avenida Montero Ríos, Pazos Fontenla, Santán y Avenida da Barca (ver imagen). En el caso de Cangas estarán en la Avenida de Bueu, Avenida Montero Ríos, en los aparcamientos de la Alameda Vella y de la alameda de O Señal, calle de Oriente, Avenida de Ourense, calle Baiona, Reboredo-Avenida de Galicia, las calles Gondomar, Redondela, Atranco, Aldea de Arriba y Félix Ozamiz, y finalmente en el Kenyata (ver imagen).

ss

El mapa de localización de los contenedores marrones en Cangas. / Mancomunidade do Morrazo

La intención de la Mancomunidade do Morrazo es optar a una nueva subvención en el año 2024 para extender el quinto contenedor a más zonas de la comarca. De momento Moaña se mantiene al margen porque apuesta de manera decidida por los centros de compostaje comunitario. Actualmente en O Morrazo hay 24, de los que 14 están precisamente en Moaña, 6 en Cangas y 4 en Bueu.

La presentación de ayer reunió a responsables municipales de los res municipios y uno de los objetivos primordiales expresados es la necesidad de ampliar las instalaciones del complejo ambiental de A Portela. Los biorresiduos que se depositen en el contenedor marrón serán trasladados a una planta de transferencia de Sogama en el Concello de O Porriño. “En la nuestra no tenemos espacio para su tratamiento y conversión en compost. Ahora mismo esa superficie está ocupada por los biorresiduos de la campaña de la hostelería, que está funcionando muy bien y que genera un compost de calidad”, admiten desde la Mancomunidade do Morrazo.

Suscríbete para seguir leyendo