La Xunta sustituye la caldera del CEIP Domaio tras los fallos en la calefacción del invierno

En diciembre la instalación había dejado de funcionar y, tras un arreglo de urgencia, desperdiciaba el 30% del combustible | Las obras permitirán calentar el centro por fases

A comienzos de diciembre de 2022, en los inicios de una ola de frío, saltaban las alarmas en el colegio de Infantil y Primaria de Domaio después de que profesores y alumnos se encontrasen con que no funcionaba el sistema de calefacción. El personal del centro había descubierto que la caldera estaba estropeada y rodeada de un charco de agua y óxido. Por precaución la dirección del centro decidió no encenderla y avisar al Concello. Se descubrió entonces que la instalación estaba en un estado muy precario e incluso comenzaron los reproches entre la administración local y la Consellería de Sanidade por si el problema era el tiempo de servicio de la caldera o las carencias en el mantenimiento.

Finalmente, y para salvar el pasado curso, técnicos de la Xunta acometieron una reparación de urgencia. Eso permitió al colegio volver a tener calefacción, aunque el rendimiento de todo el sistema era del 70%. O lo que es lo mismo, el 30% del combustible empleado por el centro para la caldera se malgastó durante el pasado invierno.

De ahí que se impusiese un cambio de la caldera y de todo el sistema de tuberías que la Xunta tiene en estos momentos en marcha. El arranque de los trabajos esperó al verano para no dejar al colegio sin servicio. La mejora incluye también la habilitación de una nueva sala de calderas, mejorando toda la instalación lo que permitirá encender la calefacción por fases según las necesidades del centro y así, de paso, mejorar la eficiencia energética del colegio. Así lo explican desde la dirección del centro.

La intención es que todas las obras en el interior del inmueble estén listas para el comienzo de las clases el próximo 11 de septiembre, evitando así que los operarios tengan que trabajar en aulas y pasillos en horario lectivo. En las primeras semanas del curso se acabarán las obras de la nueva sala de calderas. Desde el colegio recuerdan que en septiembre nunca es necesario utilizar la calefacción, por lo que cuentan con más margen para estos trabajos.

Las mejoras en otros colegios, pendientes solo de finalizar los pintados

La nueva caldera también será de gasoil y además de la nueva maquinaria habrá termostatos en distintos puntos del centro, mandos de control en el despacho de secretaría para programar encendidos y regular la temperatura y también se adaptarán los radiadores. La nueva sala de calderas contará con las puertas de aislamiento en caso de incendio que exigen ahora las normativas de seguridad.

Lo ocurrido en diciembre de 2022 había levantado quejas de la oposición al gobierno local, que pidió responsabilidades a un ejecutivo que siempre mantuvo la necesidad de instalar una caldera nueva alegando que la anterior llevaba “décadas en funcionamiento”.

Abelendo

Por otro lado, a falta de menos de un mes para que comiencen las clases en los colegios de Infantil y Primaria, el Concello de Moaña acelera los trabajos de reparación y mantenimiento prometidos en todos ellos.

En este sentido la junta de gobierno local aprobó, este lunes, la contratación por 3.000 euros de un nuevo firme para el parque infantil del CEIP Abelendo. Se extenderá un piso de hormigón pulido, a petición del propio centro, pues el firme de goma actual está muy desgastado y presenta roturas. Con el nuevo piso se dotará al centro de una pista para bicicletas y ‘cochecitos’ que puedan usar los pequeños en horario de recreo.

La concejala de Ensino, Dolores Chapela, explica que en la mayoría de colegios solo faltan por acometer trabajos de pintado. También queda por realizarse la adaptación de los baños del propio CEIP Abelendo y del CEIP Seara.

Suscríbete para seguir leyendo