El cadáver de una mujer de unos 89 años apareció ayer flotando en el litoral de Domaio, en concreto frente al muelle de la empresa de productos congelados Fandicosta. Fue el personal de esta misma empresa el que dio aviso al 112 y rápidamente se personaron en la zona varias patrullas de la Guardia Civil. Antes de lograr identificar el cuerpo, los agentes se percataron de que era imposible sacarlo del mar a través de la escollera desde tierra, así que pidieron ayuda a la lancha de salvamento marítimo “Salvamar Mirach”, con su puerto base en Cangas.

El barcos de Salvamento Marítimo acerca el cadáver al muelle de Domaio

Fueron los efectivos de salvamento los que trasladaron el cuerpo hasta el muelle de bateeiros de Moaña, en donde quedó bajo custodia de la Guardia Civil para realizar las pertinentes averiguaciones sobre lo ocurrido hasta la llegada del forense para el levantamiento del cadáver.

La “Salvamar Mirach” recoge el cadáver frente a Fandicosta. | // S.A. Fran G. SAs

A falta de cerrar las pesquisas, en un principio las fuerzas de seguridad no encontraron síntomas de violencia física en el cuerpo de la octogenaria y el fallecimiento podría deberse a un suicidio. Su familia, por otro lado, había acudido a primera hora de la mañana de ayer a denunciar su desaparición en una comisaría de la Policía Nacional en Vigo, por lo que la mujer estaba siendo buscada por sus seres queridos. La desaparición se habría producido sobre las 18.00 horas del jueves entre la parroquia de Chapela y el barrio vigués de Teis.