Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Arzobispado da vía libre a retirar los símbolos franquistas de las iglesias de Bueu

El Concello remite un proyecto, valorado en 10.000 euros, para el visto bueno de Patrimonio | El caso de Beluso es singular porque la simbología está sobre una plancha de hormigón

La plancha de cemento con la simbología franquista, manchada con pintura roja, en la iglesia de Santa María de Beluso. | // S.ÁLVAREZ

El Arzobispado de Santiago ha dado vía libre al Concello de Bueu para proceder a la retirada de la simbología franquista que se conserva sobre la fachada y muros de las iglesias de San Martiño de Bueu, Santa María de Cela y Santa María de Beluso. La Iglesia solo recuerda que se trata de tres edificios catalogados y protegidos, por lo que se necesita previamente la autorización de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural. Y pide que el inicio de las obras se comunique previamente al párroco para poder realizar un “seguimiento adecuado”.

La respuesta eclesiástica ha sido bien recibida desde el Concello, que destacan la voluntad de colaboración, y avanzan que ya se remitió una propuesta de actuación a la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural, presupuestada en 10.000 euros.

La cruz y los nombres sobre la fachada principal de la iglesia de San Martiño de Bueu. |   // S.ÁLVAREZ

La cruz y los nombres sobre la fachada principal de la iglesia de San Martiño de Bueu. | // S.ÁLVAREZ

La simbología es similar en los tres casos: una cruz de bronce de entre 1,50 metros y 1,90 metros de altura, acompañadas de letras elaboradas también en bronce con el nombre de vecinos fallecidos en la guerra en el bando nacional. En el caso de Bueu se ubican en la fachada principal del templo, en el contrafuerte a la derecha de la puerta principal; en Cela en el muro lateral izquierdo; y en Beluso en el muro lateral derecho, entre el primer y segundo contrafuerte, con frente hacia la carretera.

El caso de Santa María de Beluso sí que presenta signos diferentes a las otras dos iglesias. La cruz y las letras no están colocadas directamente sobre los muros del templo, sino sobre una placa de cemento que está adosada a la fachada lateral. Un elemento que los técnicos de momento desconocen si formaba parte de la estructura original del templo. Además, sobre la cruz figura el nombre de José Antonio Primo de Rivera con letras en relieve en granito y embutidas en el cemento.

El objetivo del proyecto es dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica, en la que se reconocen y amplían los derechos de quienes padecieron persecución y violencia durante la Guerra Civil y la posterior dictadura. El texto recoge en su artículo 15, que se refiere a símbolos y monumentos públicos, que “las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, adoptarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura”.

En noviembre de 2018 apareció una pintada en la fachada de la iglesia de Bueu con el texto "Muerte a Franco" debajo de la simbología franquista.

La propuesta técnica prevé la retirada los elementos de bronce sobre los tres templos religiosos, la reparación de los agujeros que queden sobre la piedra tras la retirada de la simbología y, en el caso de Beluso, la limpieza de los restos de pintura negra y roja arrojada sobre la fachada.

El proyecto de intervención está subvencionado por la Diputación de Pontevedra y recoge una breve descripción y reseña histórica de cada una de las iglesias. La de San Martiño de Bueu en sus orígenes era de estilo románico, pero en 1865 se reedificó completamente y el material de la antigua se usó principalmente para la cimentación. El edificio actual es de planta rectangular y más grande que el original.

El lateral de la iglesia románica de Santa María de Cela, fundada en el siglo XII por la Orden San Juan. | // G.NÚÑEZ

La de Santa María de Beluso se erige sobre una planta cruciforme y el cuerpo central data del siglo XII, mientras que el crucero y las capillas son posteriores. La espadana del campanario se reconstruyó en 1866 después de que fuese destruida por un vendaval.

Finalmente, la de Santa María de Cela también data del siglo XII y fue fundada por la Orden de San Juan. Los técnicos destacan los elementos de la entrada, con dos arquivoltas de estilo jónico sobre dos columnas con un “curioso tímpano esculpido con una figura orando entre dos leones”.

Colaboración total entre Concello e Iglesia

El alcalde de Bueu, Félix Juncal, y el concejal de Patrimonio, Alberto Moital, agradecen la “total colaboración y disponibilidad mostrada desde la Iglesia” y recuerdan que se trata de una intervención obligada para cumplir con la Ley de Memoria Histórica. “Es algo a lo que estamos obligadas todas las administraciones”, apuntan. La petición de la retirada no es nueva y en el año 2015 la Asociación Amigos de Johan Carballeira elevó al pleno una petición en este sentido.

Desde el gobierno local garantizan que los trabajos para la retirada la simbología “se hará de la mejor forma posible, garantizando la discreción y el respeto por las personas y bienes patrimoniales”, insisten Félix Juncal y Alberto Moital. En el agradecimiento a la colaboración brindada desde la Iglesia destacan el hecho de que “este tipo de asuntos se puedan tratar con la mayor naturalidad posible” para cumplir con la ley.

Compartir el artículo

stats