Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Costas “amenaza” con un contencioso si Cangas saca adelante la orden de ejecución de Ojea

El concejal de Urbanismo advirtió al pleno de la intención de la jefatura provincial | El acuerdo unánime a favor de la actuación obliga al Concello a reparar la nave y, después, pasar factura, en el caso de que el Estado no intervenga

Pleno de la corporación municipal de Cangas. | // SANTOS ÁLVAREZ

El concejal de Urbanismo del Concello de Cangas, Mariano Abalo (ACE), no fue capaz de presentar en el último pleno la propuesta que gestiona con Costas del Estado sobre la concesión de las naves de Ojea. Es cierto que no figuraba dentro del orden del día del pleno, pero el asunto estaba en la carpeta del pleno que manejaban tanto él como el portavoz del grupo socialista, Eugenio González, al que había solicitado su apoyo para sacar adelante la concesión del entorno de Ojea. Pretendía ser, de alguna manera, la contestación a la moción que llevaba el grupo municipal del PP, para que la corporación local instara al gobierno de Cangas a reparar la nave de Ojea, la de Córdoba concretamente, que fue a la que en primavera se le cayó el tejado. No hay que olvidar que se trata de instalaciones que no son de propiedad municipal, sino de Costas, que no las quiere desafectar.

Y mientras el PP pedía la urgente actuación en la nave de Ojea, vallada después de que se desplomara la cubierta, y todos los grupos apoyaban la propuesta, incluido el que sustenta al gobierno, ACE, el concejal de Urbanismo, Mariano Abalo, recordó que el Concello había emitido una orden de ejecución para que Costas se viera obligada a actuar. Pero también advirtió de que Costas amenazaba con un contencioso administrativo si el concello llevaba a cabo la orden. Algo que no dejó de sorprender, máxime cuando el riesgo es elevado y evidente en la zona.

El portavoz de Avante!, Tomás Hermelo, se mostró convencido de que si las cosas continuaban así, la nave no pasaría de este invierto, al tiempo que recordaba que en las inmediaciones de la misma se jugaba a la petanca. El citado edil fue contundente: “O las arreglan o que las tiren todas”. El portavoz del PSOE, Eugenio González, también hizo mención al alto riesgo que había y que el gobierno debía plantearse ampliar el perímetro de seguridad actual que corta el paseo de Rodeira, y trasladar el campo de Petanca a otra zona. La alcaldesa Victoria Portas recordó que en la última visita que realizó el jefe provincial de Costas, Miguel García, a Cangas, hizo foto del interior y del exterior de las naves. El concejal del PP, ponente de la moción, Rafael Soliño, recordó que dentro de las naves había a diario personal municipal, circunstancia que se debía prohibir, ante el grave estado en el que están las naves. Así que la moción del PP fue aprobada por unanimidad. El acuerdo supone que el gobierno local se verá obligado a llevar a cabo la orden de ejecución, si Costas no actúa antes, reparar con sus medios la nave y después pasarle la factura correspondiente a la administración estatal. El peligro es demasiado evidente como para pensar que un contencioso administrativo puede paralizar una actuación de estas características.

Por otra parte, el pleno de Cangas aprobó el suplemento de rédito planteado por el gobierno par hacer frente a la subida salarial del 1,5% marcada por el Estado, donde se incluyen los atrasos. El importe del suplemento de crédito alcanza los 144.000 euros, para una plantilla de 217 trabajadores y donde se incluyen los atrasos. El PP fue el único grupo que puso reparos; no al pago sino a que se tuviese que recurrir a un suplemento de crédito para hacer frente a esta subida. Dijo que era la primera vez en muchos años que un gobierno agotaba el capitulo uno en el mes de noviembre, porque siempre había quedado un remanente suficiente para estas cuestiones. El portavoz del PP en asuntos económicos, Pío Millán, atizó al gobierno con el informe de Intervención, donde se mencionar que existe un gastos excesivo en horas extras, nocturnidad y gratificaciones.

Compartir el artículo

stats