BLACK FRIDAY 50% Dto + 1mes Gratis Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gobierno aclara a los vecinos que tiene que ser el Sergas quién decida si cierra o no el centro de Aldán

La alcaldesa sostiene que tiene que ser la Xunta a través de sus técnicos y tras examinar los informes del Concello EColectivos de Aldán están dispuestos a ir al futuro CIS de A Rúa antes que al de O Hío

La alcaldesa con todos los colectivos vecinales de O Hío y dos de Aldán. | // SANTOS ÁLVAREZ

El gobierno de Cangas no puede decidir si cierra o no el Centro de Salud de Aldán, ubicado en la Casa del Mar, donde se localizó una balsa de vertidos de fecales. Tiene que decidirlo la Xunta de Galicia a través de sus propios técnicos y los informes que les pueda pasar el Concello de Cangas. Esto fue la única conclusión clara a la que se llegó en la reunión que la alcaldesa de Cangas, Victoria Portas (ACE) mantuvo con las asociaciones de vecinos de O Hío y de Aldán (solo acudieron dos de esta parroquia).

Este encuentro, propiciado por la alcaldesa, surgió a raíz de las quejas de los vecinos de O Hío de que se mantuviera abierto el Centro de Salud del Mar, con todo el problema de los vertidos que hay (la semana pasada estuvieron cerrados los baños) y la Xunta de Galicia mantenga cerrado el consultorio de O Hío. El citado centro se había cerrado en la pandemia y no se volvió a abrir. Ayer se pudo saber que el Sergas no da permiso ni para limpiar su interior, a pesar de ser una cesión municipal y que el Sergas sea quien tiene la llave. Los vecinos de O Hío están convencidos de que el Sergas está utilizando el citado consultorio de almacén.

Sí que reconocieron todos que sería muy difícil, por no decir imposible que las dos parroquias, con 8.000 cartillas, pudieran ser atendidas en el consultorio de O Hío, en el supuesto de que el Sergas quisiera volver a abrirlo. Claro que en este caso, los de Aldán preferirían ir al centro de salud de Cangas, otra cosa harto complicada ahora mismo con el espacio disponible.

Casa del Mar de Aldán, cuando se comenzaron a retirar residuos. | Santos Álvarez

Lo que se pudo apreciar en la reunión de ayer es que el enfrentamiento entre Aldán y O Hío permanece. De los dos colectivos vecinales de Aldán que estaban ayer presentes en el salón de plenos del Concello de Cangas, uno dijo que carecía de la suficiente información porque sus representantes son nuevos en la asociación y otro dijo que para ir a O Hío ya iba al centro de salud que se iba a construir en A Rúa. Fue entonces cuando la memoria volvió a hurgar en la herida. Se recordó que los vecinos de Aldán habían recogido firmas en contra del centro de salud de O Hío Aldán que se pretendía construir y para lo que el Concello de Cangas cedió terrenos al Sergas en O Viso.

La regidora local pretende ir a Vigo con una postura común, consensuada con los vecinos de Aldán y de O Hío, para que no sirva de excusa al Sergas este enfrentamiento para no construir el centro de salud Aldán-O Hío en terrenos de O Viso. Así que se quedó en volver a tener otra reunión. Porque una de las asociaciones de Aldán aseguraba que no tenía información suficiente y la alcaldesa quería que en la decisión consensuada participaran también las asociaciones de Aldán que faltaron. Ayer había mucho escepticismo respecto a que los colectivos que no acudieron ayer cambiaran su postura y asistieran.

La alcaldesa trató de tranquilizar a los vecinos de Aldán y dijo que el Centro de Salud del Mar no desaparecería como tal, porque el edificio se podría destinar en el futuro a un centro social, algo que también propuso uno de los colectivos vecinales de O Hío. Victoria Portas manifestó también que no desaparecería el centro de salud de Cangas, porque al ser una cesión de unos herederos para destinar el terreno a equipamiento sanitario o social podría acoger también un centro social o ser destinado a Servicios Sociales.

Lo que tratará de impedir a toda costa la regidora local es que la Xunta de Galicia vea una fractura entre los vecinos de Aldán y O Hío, para que el Sergas no la pueda aprovechar para no hacer nada o al menos diga que no se construye porque no está en sus planes.

“En el de Aldán ahora no se dan los mínimos sanitarios”

Los vecinos de O Hío aseguran que ellos van a donde les manden, siempre y cuando el sitio reúna las condiciones mínima sanitarias. Y es que ellos consideran que ahora mismo el Centro de Salud de Aldán, ubicado en la Casa del Mar, no reúne esos requisitos sanitarios debido a los problemas de vertidos que está generando. Es más, asegura que es un riesgo para la salud. Lamentan, también, que el Sergas mantenga silencio respecto a la reapertura del consultorio de O Hío, solicitada ya en más de una ocasión y que se comprometió el gerente del área sanitaria de Vigo, Javier Puente, a ofrecer en septiembre una respuesta. Los vecinos recuerdan que septiembre ya pasó y que no hubo respuesta. Y mientras sucede todo esto, el futuro Centro Integral de Salud (CIS) que se pretende construir en A Rúa no avanza por trámites burocráticos insospechados, que el primer teniente de alcalde de Cangas, Mariano Abalo (ACE) pretende descorchar sea como sea.

Compartir el artículo

stats