BLACK FRIDAY 50% Dto + 1mes Gratis Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una madre canaria denuncia a su exmarido por “retener” a la hija de ambos en Cangas

El titular del Juzgado Número 3 requirió el día 13 de septiembre al padre para que “de forma inmediata” reintegre a la hija que tienen en común a su domicilio en Tenerife

Elena Boza, este fin de semana en Cangas. | // FDV

Una madre espera desde septiembre a que le sea devuelta su hija de 13 años, tras pasar con su padre en Cangas los días estipulados en el acuerdo de divorcio. Los autos judiciales a su favor dictados en septiembre no variaron su desesperada situación, ni las multas que anuncian contra su exmarido (77 años de edad) desde los juzgados mitigan su dolor. Ella quiere que le devuelvan ya a su hija y llevarla otra vez para Tenerife, donde trabaja de limpiadora en un hospital.

Elena Boza Méndez (53 años de edad) lleva en Cangas desde el jueves. Se hospeda en un hotel de la villa, muy cerca de donde vive su exmarido con la hija de ambos, en una situación de ilegalidad. Pasea de un lado a otro de la calle y de vez en cuando llama a su hija para pedirle que salga al balcón. Lleva sin verla desde el 18 de junio, fecha en la que la menor se desplazó en avión a Cangas con permiso de su madre para cumplir el régimen de visitas establecido en su divorcio.

El día 1 de septiembre, la joven debía de estar ya de regreso con su madre en Tenerife, pero su padre se resiste a dejarla y, según comenta la propia Elena Boza, movió piezas ante la justicia con el propósito de quedarse con su custodia. El 18 de agosto de 2022, el Juzgado de Primera Instancia Número 3 de Cangas dispuso que no había lugar a estimar la petición cursada por el padre para atribuirle la facultad de elegir el centro escolar en el que inscribir a su hija menor para cursar los estudios durante el curso académico 2022-2023. La madre denuncia que su hija no está incorporada al curso lectivo de 1º de la ESO en el centro Instituto Las Veredillas Sobradillo de Santa Cruz de Tenerife, en el que está escolarizada. Elena Bouza interpuso el 5 de septiembre de 2022 varias denuncias por estos hechos en la comisaría de la Policía Nacional de Santa Cruz de Tenerife y el 7 de septiembre de 2022 ante el Juzgado de Instrucción Número 1 de Santa Cruz de Tenerife, sin que le conste alguna actuación al respecto. Los abogados de la madre de la menor consideran que los hechos que se denuncian son constitutivos de un delito de sustracción de menores.

El titular del juzgado Número 3 de Cangas, David Pérez Laya, dictó el 13 de septiembre un auto en el que su parte dispositiva decide requerir al exmarido de Elena Boza Méndez a que proceda de forma inmediata a reintegrar a la hija a su madre, bajo la advertencia de que de no verificarlo, se podrán imponer multas coercitivas periódicas.

Pero a pesar de todas estas decisiones judiciales, Elena Boza sigue sin tener a su hija. Solo una vez logró hablar con ella por teléfono, gracias a la intervención de la Guardia Civil de Cangas, pero nada más. Pasa el tiempo y sigue sin tener resultados efectivos. Pasa las horas en la puerta del edificio con la esperanza de que ella aparezca, pero nunca la vio salir y sus llamadas para que salga al balcón no surten efecto. Manifiesta que su exmarido impide salir a la niña, que no está escolarizada en ningún centro y que cuando no está él en la vivienda, en la vigilancia de la menor se turna unos familiares. Afirma que su exmarido puso una especie de barricadas en la puerta para que ella no entre, algo que considera absurdo y que no tiene llaves del portal, ni tiene interés ninguno en desviarse de lo legalmente establecido.

“No me consuelan las multas, yo quiero a mi hija”

A mí, las multas que se puedan imponer a mi exmarido no me consuelan. Yo quiero a la niña para poder recuperar mi vida. Él me dijo por WhatsApp en varias ocasiones que me marchara, que no tenía ninguna intención de enviar a la niña a Tenerife. Yo desde allí traté de calmarlo, de hacerle ver que tenía que ser un buen padre y de que tenía que cumplir el régimen de visitas. Dice que tuve una discusión muy fuerte con mi hija en Tenerife y la llevó, a mis espaldas, a que fuese examinada en el juzgado de Cangas, sin que los que la examinaron vieran nada raro. Yo le riño a mi hija como cualquier otra madre. No sé lo que él denomina fuerte discusión. Pero el caso es que la justicia nunca le dio la razón. Estamos separados desde 2016 y la sentencia de divorcio es del 2019. La Justicia me otorgó la custodia de nuestra hija y creo que el régimen de visitas que tiene mi exmarido es bastante bueno. Estuvo todo el verano aquí, como todos los años. Pero esta vez se empeña en no dejarla marchar. Mi desesperación es porque a pesar de todos los fallos judiciales a mi favor yo sigo sin mi hija. Y sigo aquí, esperando a verla y de baja laboral”.

La mujer canaria, en la alameda de Cangas. Santos Álvarez

Pendiente de la escolarización y de unas vacaciones que finalizaron el 31 de agosto

La sentencia de divorcio dictada el 28 de mayo de 2019 por el Juzgado de Instrucción Número 3 de Cangas acordó la asignación a la madre de la exclusiva guarda y custodia de la hija menor. Las vacaciones de verano las pasará con su padre desde el día 1 de julio hasta el 31 de agosto y con su madre desde 1 de septiembre hasta que comience el periodo escolar. Elena Boza conoció al que hoy es su exmarido de Tenerife, donde trabajaba. Tras casarse y vivir en Tenerife, con el tiempo decidieron fijar su residencia en Cangas hasta el divorcio. Elena Boza no entiende nada. Llora por la callejuela en la que su exmarido tiene a su hija. Pasa allí todo el día desde el mismo jueves que llegó de Tenerife. Ese mismo día ya fue al cuartel de la Guardia Civil para pedir que actuaran conforme señala el auto judicial. Pero le comentaron que no podían hacer nada mientras no lo ordenara el juez que llevara el caso. Elena Boza se imagina cómo vive su hija, sin poder salir de casa ni ir al colegio, dentro de un piso constantemente, porque ella no la ve ni ir a jugar al parque infantil.

Compartir el artículo

stats