Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas bautiza con el nombre del pediatra Pereiro Francés el parque infantil de O Sinal

La familia del doctor descubrió la placa en un homenaje donde se echaron a volar palomas mensajeras EPortas: “Este honor no es nada en comparación con lo que él dio”

Momento de la suelta de las palomas mensajeras. | // SANTOS ÁLVAREZ

El parque Galáctico, el que se levanta sobre el Eirado do Sinal, lleva desde ayer el nombre del pediatra cangués “Doctor Pereiro Francés”. Fue bautizado ayer con honores y distinciones de un pueblo que le quería, que gozaba con su serenidad ante tanta discordia. Por la consulta de Pereiro Francés pasaron varias generaciones de cangueses, muchos de los cuales tomaron ayer la Alameda do Sinal para arropar a la familia del pediatra y participar en un acto que, según muchos, llega tarde, pero a tiempo.

La mujer y las hijas del pediatra, tras descubrir la placa. | // SANTOS ÁLVAREZ

En el homenaje estuvieron representados las querencias del doctor: el arte, a través del certamen de dibujo convocado por la asociación Chuchamel y que se podía ver en A Capela do Hospital, las palomas mensajeras, que se soltaron al vuelo al principio del homenaje, y las palabras de sus pacientes, de sus amigos, de sus compañeros. Dejó impronta del doctor en Cangas, nada fácil de conseguir y el pueblo agradecido ayer a la familia habérselo “robado” por un tiempo. La alcaldesa de Cangas, Victoria Portas. Incidió en ello. En este sentido dio las gracias a la familia de Pereiro Francés “por dejarnos durante un tiempo” al homenajeado. Aseguró la regidora local que era consciente de que este honor que recibía no era nada en comparación con lo que él dio a Cangas. Victoria Portas recordó que ayer, día en el que el parque infantil de O Sinal fue bautizado con el nombre de Pereiro Francés, coincidía con el día 1 de octubre, Día del Mayor.

Fue una de las hijas del pediatra, Alejandra Pereiro, la que se encargó de dirigirse al público presente. Dio las gracias por la iniciativa y mencionó el duro trabajo realizado por un grupo de personas que se encargaron de los actos. “Traballaron para facer un acto no que se encadrasen as súas múltiples facetas, e para min está máis que logrado”. Recordó que ella nació cuando su padre tenía 24 años y ya estaba en Pontevedra formándose. Aseguró que en los primeros años de su vida no se separaba de él, que sentía adoración. “Él falaba coa súa voz suave, baixiño, e facía un debuxiño nun papel. Meus recordos comenzan aquí, en Cangas. Lembro de aqueles primeiros anos os paseos polas praias en inverno, as comidas familiares , o seu compromiso coa nosa educación”. Apunta Alejandra Penelas que su padre se dedicó a recuperar también historias y a reconstruir su particular árbol genealógico, con los Pereiro y los Francés. Escribió sobre ssu abuelos, José Francés Carpintero, fusilado en la Guerra Civil, y Elena Valverde Mayo, “coa que meu pai se criou na casa familiar de O Porriño, xa que quedou orfo aos 7 anos”.

Por último, dedicó su intervención a su madre, a su hermana Alma, que está en Perú y a su abuelo Antonio, “que xa non están pero que lle deu ao seu fillo Pepe as para voar e refuxio a onde voltar. Sen querelo, él tamén foi un exemplo de referente a seguir”, concluye Alejandra Pereiro, que estuvo en el homenaje acompañada por su madre Tere y su hermana Débora.

Estuvieron presentes representación de partidos políticos como ACE y del grupo socialista de Cangas.

“Construir futuros”

Antonio Docampo fue compañero de Pereiro Francés. Fue el encargado de hacer una semblanza breve de la figura del pediatra. Pero ya advirtió que no podía ser breve, porque podría estar hablando de su compañero hasta el día del juicio final por la tarde. Consideró que había sido una buena elección poner el nombre del pediatra al parque infantil de O Sinal, donde, dijo, habrá niños gritando, niños que se caen, que llora y ríen y donde se podrá dar de comer a esas palomas mensajeras que tanto apreciaba su compañero. Destacó la paciencia y la tolerancia de Pereiro Francés y recordó una frase de un escritor muy apreciado por el pediatra, Ernesto Sábato: “Vivir consiste en construir futuros recuerdos”. También habló un paciente suyo, Alfredo Costas Villar y actuó Uxía Senlle y las pandereteiras de Peis d´hos, además de los gaiteiros de Tromentelo. Y, como prólogo a las intervenciones y tras el descubrimiento de la placa con el nombre del pediatra, desde el anillo que rodea la fuente pública de la Alameda, se soltaron a volar palomas mensajeras, esas que tanto mimó.

Compartir el artículo

stats