La Xunta de Galicia ha adjudicado dos de las tres plazas vacantes de profesionales médicos del Centro de Salud de Moaña, dentro de la convocatoria gallega para cubrir por concurso de méritos, plazas de difícil cobertura en Atención Primaria. Se trata de una primera tanda que en el caso del Área Sanitaria de Vigo suponen, de 11 de las 15 adjudicaciones del concurso. Además de las tres de Moaña, las plazas corresponden a Ponteareas (3), Redondela, Pazos de Borbén, Fornelos; Valeixe Crecente,Coia, Val Miñor, O Rosal y Porriño.

Quedan pendientes para una segunda convocatoria las plazas por cubrir en Moaña, Cangas, A Guarda y O Rosal.

Los facultativos se incorporarán a lo largo del próximo mes y reforzarán las guardias de los Puntos de Atención Continuada. El Sergas asegura que estos primeros 11 profesionales "contribuirán a garantizar la cobertura de los PAC al realizar guardias en los Puntos de Atención Continuada, proporcionando una atención sanitaria estable y de calidad a todos los ciudadanos de los concellos que llevaban sin médico fijo". hay que recordar que Moaña sigue sin urgencias desde 2020, cuando por la pandemia se trasldaron a Cangas, y desde diciembre pasado los vecinos se concentran todos los domingos ante la Casa del Mar para reclamar el regreso del servicio. La Gerencia del Área Sanitaria de Vigo se comprometió con Moaña a devolverlas una vez que se realizcen obras de adaptación en el inmueble, que están a la espera de consensuar cuando se incorpore toda la plantilla de profesionales.

El nuevo sistema de selección, tal y como señala la Gerencia del Área Sanitaria de Vigo, ha sido un proceso llevado a cabo en Galicia, pionero a nivel de España, para cubrir con solo el concurso de méritos, la plaza fija. Se apostó por ello por ser más ágil para incorporar facultativos de forma urgente, estable y permanente a los hospoitales, Puntos de Atención Continuada y centros de salud con mayores carencias de personal. La convocatoria se había publiado en abril, lo que ha permitido cubrir las plazas en cinco meses, de otra forma, con el habitual concurso-oposición, se prolongaría dos años.