El estudio de Rodrigo Currás consigue un premio internacional por la reforma del Pradoviejo

En el restaurante destaca el techo de deflectores | También obtuvo un tercer premio por una vivienda cerca de Santiago

Interior de la reforma del restaurante Pradoviejo. |   // CEDIDA

Interior de la reforma del restaurante Pradoviejo. | // CEDIDA / Cristina González

El arquitecto de Moaña Rodrigo Currás, al mismo tiempo concejal de Mobilidade en el Concello, está de enhorabuena. Su estudio ha logrado dos reconocimientos en los Premios Internacionales de Arquitectura Eduwik 2022 por dos proyectos. En concreto, un segundo premio en la categoría de obras de comercio por la reforma del restaurante Pradoviejo, en la travesía Ramón Cabanillas de Moaña; y un tercer premio en edificaciones residenciales de hasta cinco plantas, por el diseño de una vivienda cerca de Santiago de Compostela.

Puerta corredera de acceso al local. |   // CEDIDA

Puerta corredera de acceso al local. | / Cedida

Currás asegura que en el restaurante Pradoviejo se reformó la imagen de las zonas abiertas al público del local, adaptándose a la normativa vigente de aplicación alterando al mínimo el estado inicial del resto del establecimiento. Se hizo con materiales sobrios y fonoabsorbentes. En el diseño destaca el techo de deflectores “que contribuye aparentemente a dispersar la luz natural. Con esto se obtiene un aspecto más amable y atractivo del local, sacando el máximo partido de una nueva ventana alta ligeramente velada, que al bañar el techo de luz logra la apariencia de un gran lucernario horizontal con lamas, a pesar de existir techos ciegos encima que sirven de piso a otras plantas” . También destacan los elementos organizadores de espacio con apariencia de planos rectangulares o muebles.

En este proyecto Currás destaca la colaboración de José Manuel Novas Coya, interiorista que diseñó en su día locales como La Cala, el antiguo Plantaciones o el Grellada. También destaca el apoyo del propietario del local y el trabajo de los fotógrafos Roberto Barros y Nando Iglesias, sin olvidar a todos los trabajadores que se esmeraron en la obra.

Exterior de la vivienda premiada en Brión.

Exterior de la vivienda premiada en Brión. / Cedida

En el caso de la vivienda, destaca la colaboración de Félix Gómez Pousa, arquitecto, colaborador en el proyecto de ejecución; Francisco Sánchez González, ingeniero encargado del cálculo de la estructura (con una cubierta tipo lámina llena de pequeñas variaciones); Isaac López Albores, arquitecto técnico, compañero de batalla en la dirección facultativa como director de ejecución material y coordinador de seguridad y salud; y Héctor Fernández Santos-Díez, fotógrafo.

Detalle del interior de la vivienda de Brión.

Detalle del interior de la vivienda de Brión. / Cedida

Suscríbete para seguir leyendo