Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los libros de Bueu finalizan su mudanza

Una empresa lleva los 27.000 ejemplares de la biblioteca Torrente Ballester a la piscina

La empresa carga un camión con varias cajas de libros. GONZALO NUNEZ

La biblioteca Torrente Ballester ya está lista para su lavado de cara. Operarios de una empresa especializada culminaron ayer el traslado de todo el material bibliográfico que aún permanecía en el inmueble a una sala de la piscina, en donde estará almacenado hasta que finalice la reforma de la biblioteca.

La mudanza de la biblioteca Torrente Ballester de Bueu ya está completada. La empresa contratada por el Concello de Bueu procedió entre la jornada del lunes y la de ayer al traslado de unos 27.000 libros hasta la piscina municipal, en donde permanecerán almacenados en una sala climatizada hasta el fin de la reforma de la biblioteca. Se pone fin, de este modo, a un primer proceso que debe desembocar en los próximos días en el inicio de las actuaciones que permitirán la ampliación y reorganización de las instalaciones del inmueble cultural.

Los dos días de intenso trabajo para la mudanza de los fondos bibliográficos que no se expondrán en estos meses venían precedidos de una intensa labor previa por parte de los responsables de la biblioteca, encargados de archivar y colocar cuidadosamente todos los libros en cajas para su transporte. Una tarea a la que tampoco fue ajeno el concejal de Patrimonio, Arquivo e Bibliotecas de Bueu, Alberto Moital.

Cajas apiladas en el interior de la biblioteca antes de su traslado.

Cajas apiladas en el interior de la biblioteca antes de su traslado. Gonzalo Núñez

Una vez estaba todo empaquetado, la empresa, con un par de camiones, procedió a mover todas las cajas hasta la piscina, donde estarán los próximos meses. Los 27.000 libros trasladados se unen a los 5.500 que están expuestos en las instalaciones provisionales que el Concello ha acondicionado en una sala en el Centro Social do Mar y que abrieron sus puertas el lunes. En este catálogo se han incluido no solo las obras más solicitadas, sino aquellas más recientes y también las que son consideradas como lectura obligatoria por los centros escolares. El material retirado en buen estado será reciclado y, por ejemplo, algunas de ellas irán para Beluso.

Un operario traslada varias cajas al interior de la piscina.

Un operario traslada varias cajas al interior de la piscina. Gonzalo Núñez

El concello buenense, asimismo, ha habilitado dos salas de estudio. Una de ellas estará situada en las instalaciones que ocupa actualmente la oficina de turismo (en la antigua biblioteca popular de Bueu), y podrá utilizarse a partir del 1 de octubre, cuando se cierre el punto de información. Su funcionamiento será similar al que había en la biblioteca, con una persona responsable que recoja la llave y se encargue de abrir y cerrar en las horas que se necesite. La otra estará en la biblioteca de Cela, aquí con un horario de lunes a viernes de 8.30 a 14.30 y de 16.15 a 20 horas. Si fuese necesario por una elevada demanda se abriría el fin de semana.

En paralelo la empresa adjudicataria de la reforma de la biblioteca ha comenzado las catas en la planta baja del recinto, paso previo al inicio de las obras.

Compartir el artículo

stats