Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alcaldesa gestiona con Aqualia no cobrar el agua de Vigo a las traídas afectadas por el fuego

La Comunidad de Lourido se quedó con el depósito casi vacío al recargar las tanquetas de extinción y conectó las casas a la red municipal | El Concello lo soluciona con la empresa

La alcaldesa con un vecino en las labores de extinción del incendio.| Marta G. Brea

Tras el incendio del lunes que amenazó las casas de los barrios de Quintáns, Moureira, O Caeiro, Fanequeira y Lourido, en la parroquia moañesa de Meira, el Concello está valorando los efectos del fuego y en lo que puede ayudar desde la institución municipal como a las traídas de aguas de Meira de Abaixo y de Lourido. Éste última se quedó con su deposito casi vacío ya que lo puso a disposición de las tanquestas para repostar en la extinción. Esto obligó a la traída a conectarse a la red municipal de Vigo, para que los 350 usuarios no se quedaran sin abastecimieto, por lo que tendrían que hacer frente al pago de ese agua.

En este sentido, la alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, asegura que aunque no hay subvenciones directas porque afortunadamente no hubo daños en bombeos, ni canalizaciones ni en infraestructuras de uso públicas, sí que ha gestionado con la concesionaria del agua Aqualia que el Concello se haría cargo del agua municipal de aquellas traídas que tuvieron que conectarse a la red de Vigo para compensar el exceso de agua utilizada en la extinción del incendio. Así se lo trasladó a las directivas de Lourido y de Meira de Abaixo. Por cierto que el alcalde de Vigo, la ha convocado con el resto de regidores que se abastecen de la red viguesa, a una reunión el martes para valorar restricciones por la sequía.

Un vehículo de extinción atrancado en Moureira el día del incendio. fdv

Por lo que respecta a las críticas del concejal de Medio Ambiente, Odilo Barreiro, a la Consellería de Infraestructuras por la fañlta de limpieza de las franjcas de protección de la Autovía do Morrazo, en donde quedó demostrado al llegar el incendio y tener que cortar Tráfico los dos carriles de la carretera en sentido a Rande, el portavoz del PP de Moaña, Vicente Verdeal, asegura que es patético. Dice que Barreiro “carga contra la administración de la Xunta la falta de desbroces, aprovechándose de la sensibilidad de los incendios cuando el Conclelo no está cumpliendo con las demadnas de los vecinos para el desbroce de las fincas y, sobre todo, en el entorno de las casas”. Asegura que si llega a plantar en el castro de Montealegre “a ver a quién echa la culpa” ya que el yacimiento sigue sin accesos a la espera de que el Concello lo gestione con los propietarios de fincas.

Carro culpa a Currás del atranco de coches

La única nota negativa en la extinción del incendio en Meira fue la presencia de coches atrancando los caminos por donde casi no podían pasar los vehículos de extinción, tal y como reconoció al alcaldesa. El edil independiente de XM, Javier Carro, asegura que por esta situación debe de dimitir el concejal de Mobilidade, Rodrigo Currás, que dejó a los vecinos de Moureira y de O Caeiro sin atender sus peticiones de pintar líneas amarillas para evitar justamente lo que aconteció estos días. Dice que el equipo de gobierno oculta este “feito gravísimo no incendio” con vehículos de extinción atrancados y haciendo maniobras dificultosas para poder llegar a su destino. “ ¿E que fixo Currás?”, se pregunta Carro y responde “Nada, foi a quitarse unhas fotografías, pero na Moureira non o vimos dando a cara e reordenando o tráfico como moitos veciños”. El edil de XM dice que Currás no quiere escuchar a los vecinos y pide su dimisión por poner en riesgo las casas den Meira: “De nada serve solicitarlle aos nosos veciños que non aparquen (como fixeron a través das redes sociais) cando as competencias residen no propio Concello”.

Elogios del BNG por la colaboración de los jóvenes

Por otra parte, el BNG comarcal destaca la colaboración vecinal y de los efectivos de extinción en este incendio, especialmente de los jóvenes “xa que lonxe da criminalización que se ven facendo da mocidade, demostraron estar á altura”. Añade que lo acontecido en Meira es el resultado de una política forestal no centrada en el aprovechamiento integral de los montes, sino en plantaciones de monocultivo de eucalipto y pide un cambio que promueva un monte vivo y multifuncional.

Compartir el artículo

stats