Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía intensifica la vigilancia en Tuia y multará con 200 euros a los infractores

Los vecinos se quejan de conductores que circulan en dirección prohibida - La situación es peligrosa porque se trata de un vial estrecho

Los coches que salen de Tuia no pueden subir por Sar y deben desviarse por el vial de A Carrala. | // FARO

El verano está en su ecuador y las quejas que recibe el Concello de Bueu por parte de los vecinos que residen en el lugar de Sar y las inmediaciones de la playa de Tuia no cesan. Al inicio de la temporada estival se acondicionó un vial alternativo y un aparcamiento disuasorio para dar salida a los usuarios que acuden a este arenal, pero a la hora de la verdad muchos conductores hacen caso omiso a la señalización y salen por la carretera de Sar. Ante esta situación el consistorio y la Policía Local han decidido intensificar la vigilancia y el control en este lugar y los conductores que sean “cazados” en una infracción recibirán una multa de 200 euros.

La playa de Tuia, en la parroquia de Beluso, es una de las más visitadas dentro del municipio. Su principal inconveniente es el acceso, a través de un vial de escaso ancho. El verano pasado se acondicionó por primera vez un aparcamiento disuasorio en una finca cedida al Concello y se habilitó un circuito de entrada y salida a través del camino de A Carrala. Este año se mejoró ese camino y los tramos públicos fueron asfaltados.

El objetivo es que los conductores accedan a Tuia a través del vial de Sar y que para salir utilicen el camino de A Carrala, que desemboca en Cabalo. De esta manera, a través de una señal de dirección única se prohíbe circular en sentido ascendente por la estrecha calzada de Sar para intentar mejorar la seguridad. El problema es que hay conductores que hacen caso omiso a esa señalización, con lo que dificultan el tráfico y ocasionan molestias a los vecinos y residentes en el lugar. “Es una zona peligrosa porque es un tramo muy estrecho. Las personas que se salten la dirección prohibida se arriesgan a una multa económica de 200 euros por saltarse una señal de tráfico”, advierten desde la Policía Local.

El aparcamiento disuasorio habilitado en una finca de más de 4.500 metros cuadrados ha contribuido a reducir las quejas por automóviles que estacionan de manera indebida o que obstaculizan la circulación. La mayoría de los problemas detectados este año en esta playa de Beluso se deben a los conductores que deciden ignorar la señalización de dirección prohibida, lo que ha obligado a Concello y Policía Local a reforzar desde ayer la vigilancia en este concurrido arenal.

Compartir el artículo

stats