Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La industria y el sector servicios lideran el séptimo mes seguido de caída del paro

El paro desciende en casi 160 personas en julio - Hay casi 415 vecinos más que hace un año con empleo - La comarca se mantiene por debajo de la barrera de los 5.000 desempleados

Una de las rutas de Ekletta en el entorno de Donón, una empresa creada por emprendedores de O Morrazo. // Fdv

El paro suma siete meses consecutivos de caída en la comarca de O Morrazo. Julio deja un nuevo descenso en las cifras de desempleo en Cangas, Moaña, Bueu y Marín y el paro se sitúa en 4.608 personas, que son 157 menos que en el mes anterior. Un descenso que lideran la industria y el sector servicios, que en plena temporada estival es uno de los principales motores económicos de la comarca. Es una tendencia que contrasta, y mucho, con lo que ocurre en el resto de España. A nivel estatal se registró el peor julio de la historia debido a un aumento del paro en 3.230 personas. No es una cifra muy elevada, pero se trata de un mes de julio y desde 2008 no se contabilizaba un inicio del verano en números rojos para el empleo.

El mayor descenso en el nivel de desempleo en la comarca de O Morrazo se registró en Marín, donde hay 49 personas menos en el paro. Le siguen de cerca Cangas y Bueu, con 44 y 40 desempleados menos. Mientras, en Moaña la bajada en la lista de demandantes de empleo fue de 24 personas. En la comparación interanual la evolución del mercado laboral en la comarca de O Morrazo también es positiva. Según los datos publicados ayer, ahora mismo hay casi 415 personas más empleadas que hace justamente un año, cuando a pesar del verano el número de desempleados se mantenía por encima de la barrera de los 5.000.

A pesar del evidente tirón de todos las actividades vinculadas al sector servicios en pleno verano, fue la industria la que generó más empleo durante el mes de julio. En total se firmaron 49 nuevos contratos laborales frente a los 47 del ámbito de servicios. También por encima de las 40 contrataciones está el sector de la agricultura y pesca. Con el inicio del mes de julio arrancó una nueva campaña del pulpo después de una veda de mes y medio, un periodo en el que algunas tripulaciones van al paro debido al amarre.

Los datos del paro reflejan que en estos momentos en Cangas hay un total de 1.555 personas desempleadas, la gran mayoría precisamente dentro del sector servicios, con casi 1.090 vecinos buscando empleo en este ámbito. El paro sigue afectando más a las mujeres (932) que a los hombres (623).

En Moaña el número de vecinos en situación de desempleo son 1.221 y la mayoría forman parte de actividades vinculados al sector servicios (847). Las diferencias también son notables entre hombres (470) y mujeres (751).

Bueu registra uno de sus mejores datos de empleo puesto que el paro se sitúa por debajo de la barrera de las 600 personas y la inmensa mayoría busca salida laboral en la rama de los servicios (418).

La situación de O Morrazo es extensible al resto de Galicia. Según la Consellería de Promoción do Emprego e Igualdade, la comunidad cerró el mes de julio con 139.850 desempleados, que constituye la cifra más baja de toda la serie histórica (hasta 1996) y fue la tercera que más empleo generó con respecto a junio.

Emprendedores sobre ruedas

Las estadísticas del paro en julio revelan que la capacidad para emprender también se retrae por culpa de la incertidumbre económica. No es el caso de Manuel Freire y Mohamed Khazouti, que acaban de poner en marcha una empresa para el alquiler de bicicletas eléctricas y rutas guiadas por la comarca: Ekletta. “Era un proyecto que diseñé como trabajo de fin de formación en el Ciclo Superior de Administración y Finanzas. Fue elegido como una de las iniciativas que podía conseguir una subvención de la Xunta, pero vino la pandemia y lo paró todo”, cuenta Freire. Hace poco fue su amigo y socio Mohamed Khazouti, que es licenciado en Administración y Dirección de Empresas, quien le propuso desempolvar la idea e intentar ponerla en marcha.

“Llevamos poco tiempo, pero estamos muy contentos. La idea es poder crecer y que en el futuro podamos contratar a más gente y crear empleo”, afirma Manuel Freire. La empresa ofrece la posibilidad de que los clientes alquilen las bicicletas por horas o días enteros para organizarse ellos sus rutas o bien les propone rutas guiadas. “Las que hacemos por Cabo Home, Cabo Udra, el Bosque Encantado de Aldán o por Massó, con una duración de entre una hora y media y dos horas, tienen mucho éxito”, cuentan los responsables de Ekletta.

Una de las claves de su éxito es que ellos mismos se encargan de llevar y recoger las bicicletas. “La gente nos puede localizar a través de las redes sociales o del teléfono 636 885 079, nosotros nos encargamos de meter las bicis en una furgoneta y las llevamos y las recogemos en un lugar fijado previamente”, explica este nuevo emprendedor de O Morrazo.

Compartir el artículo

stats