La falta de agua afecta a las Illas Atlánticas y Parques Nacionales cierra los aseos en Ons

Se prioriza el suministro a las casas y a los locales de hostelería | El cupo de visitantes está agotado, al menos, hasta mañana ESe pide responsabilidad a vecinos y visitantes

Los aseos públicos de la isla de Ons permanecen cerrados desde el fin de semana. |

Los aseos públicos de la isla de Ons permanecen cerrados desde el fin de semana. | / david garcía

La sequía y la falta de agua se nota en toda Galicia. Incluso en joyas naturales como el Parque Nacional Illas Atlánticas, donde desde hace días se ha empezado a limitar su uso en algunos servicios y a recomendar a vecinos y visitantes un uso responsable del agua. El mejor ejemplo es la isla de Ons, el único archipiélago habitado del espacio natural, donde durante este fin de semana y puente de Santiago Apóstol fue necesario cerrar temporalmente los nuevos aseos públicos acondicionados en la zona más transitada del archipiélago. “Fueron días con mucha gente en la isla y lo que se decidió fue priorizar el suministro de agua a los vecinos y a los locales de hostelería, que prestan servicio al conjunto de las personas que acuden a Ons”, explicaba ayer el director del Parque Nacional Illas Atlánticas de Galicia, José Antonio Fernández Bouzas.

A última hora de ayer los aseos continuaban cerrados porque el caudal de agua aún no se había recuperado lo suficiente. El cierre tiene carácter temporal, pero por ahora aún no se sabe cuando se podrán reabrir los servicios. “La prioridad es el suministro a los isleños”, reiteran desde el parque nacional. La isla bueuesa parece que definitivamente ha entrado en su particular temporada alta, con todas las plazas del cupo de visitantes agotadas desde el pasado jueves y, como mínimo, hasta mañana.

En Ons el tope máximo de autorizaciones diarias es de 1.300, a las que hay que unir hasta un máximo de 800 reservadas a los isleños y allegados y el cupo de la zona de acampada. El suministro de agua potable se realiza a través de captaciones, primero era la conocida como “A de Entenza” y posteriormente se habilitó otra en el lugar de Cucorno. El problema, tal como reconocen desde el parque nacional, es que el mes de julio ha sido muy seco, incluso para ser verano. “Apenas llovió nada”, subrayan.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, en la isla de Ons junto a la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, y el alcalde de Bueu, Félix Juncal.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, en la isla de Ons junto a la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, y el alcalde de Bueu, Félix Juncal.

La situación es similar en todas las islas del parque nacional. En el caso de Ons los agentes de Medio Ambiente se están desplazando vivienda por vivienda para informar de la situación a los vecinos y solicitar un “uso responsable” del agua, lo que implica evitar riegos y limitar su consumo a aquellos usos imprescindibles.

En otros lugares de Galicia, incluyendo la propia comarca de O Morrazo, en los últimos días se comenzaron a adoptar otro tipo de medidas como cortar el suministro de agua a las duchas y a los lavapiés situados en las playas. Una medida que en las Illas Atlánticas no será necesaria. “No hay ninguna isla que cuente con este tipo de servicios”, afirman de manera tajante desde la dirección del parque nacional, que aseguran que nunca se contempló su dotación en las Illas Atlánticas.

Tanto Ons como Cíes cuentan con sendas zonas de acampada, que disponen de su propia captación de agua y con medidas para poder reutilizar el agua. En el caso de la isla bueuesa el camping situado en el Chan da Pólvora cuenta con dos pozos, con un caudal de extracción limitada y que se complementan con un aljibe que da servicio al área de acampada. “Para el riego lo que hacemos es reutilizar el agua almacenada de la lluvia”, añaden.

El director del parque nacional explica que la situación que se está viviendo este año “no es nueva, sino que ya se vivió otras veces”, pero reconoce que es neccesario comenzar a plantear nuevas medidas para garantizar el suministro de agua potable en las Illas Atlánticas porque el cambio climático es un hecho cada vez más evidente y todo indica que estos episodios de sequía y falta de agua irán a más durante los próximos años.

Suscríbete para seguir leyendo