Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas enseña los cuernos

El Kanekas Metal Fest completa su primera jornada con guitarreos extremos

Actuación del grupo Dismal, el segundo que se subió al escenario en Ojea. | GONZALO NÚÑEZ

El Kanekas Metal Fest regresó anoche a Cangas tras el parón por la pandemia. El evento estuvo marcado, en su primera jornada, por los riffs de guitarra de grupos como los madrileños Toundra, o el ritmo extremo de los vascos Altarage. Ya de madrugada los catalanes Graveyard sorprendieron al público presente a pesar de que el COVID impidió actuar a Fiar, su vocalista habitual. El evento se retoma hoy a las 19.00 horas y está prevista la actuación de grupos locales como Aphonnic y de bandas que no dejarán indiferente a nadie como los portugueses Serrabulho.

El sonido más contundente se adueñó del verano cangués. Ayer comenzaron los dos días del festival Kanekas Metal Fest, que reunió a miles de amantes de las distintas variantes del metal, llegados de distintos puntos de Galicia.

El público, calentando motores.   | GONZALO NÚÑEZ

El público, calentando motores. | GONZALO NÚÑEZ

A última hora de la tarde arrancaron los conciertos con la actuación de Lóstregos, una banda que exhibió su black metal de corte pagano y en cuyas letras se deja entrever la influencia de la naturaleza y los paisajes gallegos, así como de las leyendas propias de la tierra, llevados al extremo con un guitarreo contundente y una estética adaptada al ambiente.

El público asistente, con la ría de Vigo de fondo.   | GONZALO NÚÑEZ

El público asistente, con la ría de Vigo de fondo. | GONZALO NÚÑEZ

A medida que se acercaba la noche el protagonismo lo asumieron los pontevedreses Dismal, una banda clásica del panorama gallego de música extrema, que gira desde los años 90 por escenarios de todo el Estado y de países como Bélgica, Eslovenia o Portugal.

Santo Rostro, llegada desde Jaén, fue la siguiente banda en mostrar sus riffs inspirados en grupos históricos como los británicos Black Sabbath.

Desde Madrid llegó a Cangas Toundra, uno de los referentes españoles del hard rock instrumental y que fue de las actuaciones más esperadas por todos los presentes. Elevaron el nivel de decibelios a medida que avanzaba la noche.

Los integrantes de Altarage fueron los primeros en actuar ya de madrugada. Los vascos desgarraron sus guitarras como sierras eléctricas demostrando por qué son un referente estatal del death black metal.

Los catalanes de Graveyard, por su parte, fueron los encargados de cerrar la primera noche con su death metal. Lograron triunfar sobre el escenario cangués a pesar de la ausencia por COVID-19 de su cantante Fiar, que fue sustituido por Lois, el vocalista de Balmog, que se aprendió en tiempo récord una actuación cercana a la hora, lo que demuestra el compañerismo que despierta el Kanekas entre las bandas congregadas.

Hoy se celebra la segunda jornada del Kanekas Metal Fest, marcada por el protagonismo de los grupos gallegos, con los vigueses Cochambre, Mano de Piedra y Aphonnic, así como Balmog, de Soutomaior. El cartel lo completan los vascos Ikarass y los portugueses Serrabulho, que destacan por sus espectáculos sobre el escenario. La cita comienza a las 19.00 horas.

Compartir el artículo

stats