Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueu rendirá homenaje a José Otero Baena con un premio bianual para artistas noveles

La familia del exalcalde y el Concello descubrirán el sábado una placa en su vivienda | En 2025 se celebra su centenario

José Otero Baena, en una imagen de 2015 tomada en su vivienda. | // SANTOS ÁLVAREZ

Fue político y hasta alcalde de Bueu por puro accidente. En realidad su pasión, además de su familia, era la pintura. Ahora los familiares de José Otero Baena y el Concello de Bueu se han puesto de acuerdo para impulsar un reconocimiento a la faceta artística del que fuera regidor municipal, un homenaje que incluirá la convocatoria de un premio bianual para reconocer a nuevos talentos dentro del mundo de la pintura. La primera edición se convocaría en 2023 y la segunda en 2025, justo cuando se celebra el centenario de Otero Baena.

Esta misma semana está previsto un primer acto de homenaje que servirá para detallar la hoja de ruta para la convocatoria del Premio Pintor Otero Baena. Será el sábado a las 11.00 horas en la casa del exalcalde, situada justo al lado del Concello de Bueu. Está prevista la presencia del alcalde, Félix Juncal; descendientes de Otero Baena, entre las que estará su hija Marta Otero, que es profesora de Historia en la UNED y que en la actualidad también trabaja en el Museo Massó; y están invitadas la directora del propio museo bueués, Covadonga López, y la conservadora del Museo de Pontevedra, Beatriz de San Ildefonso. Este acto incluirá la colocación y descubrimiento de una placa en la fachada del inmueble, así como un recorrido por el interior de la vivienda para autoridades y amigos.

José Otero Baena, con la espátula, pinta un cuadro con dornas. Archivo familiar

El Concello de Bueu acogió de manera positiva la propuesta de la familia, que incluye la elaboración de una unidad didáctica para trabajar en los centros educativos de la localidad. En el futuro no se descartan jornadas de puertas abiertas en la vivienda de Otero Baena coincidiendo con la convocatoria de los premios. “Su trabajo artístico no se refleja únicamente en los cuadros, sino también en toda la decoración interior”, explica su hijo Tito Otero.

La figura de José Otero Baena es conocida entre la población de Bueu por su etapa en el Concello en los últimos años del franquismo –llegó a ser alcalde entre 1971 y 1979 por imposición del Gobierno Civil– y por su trabajo en una caja de ahorros de la localidad. Pero su lado artístico apenas tuvo trascendencia a pesar de que algunos de sus cuadros están en el Museo de Pontevedra, sus pinturas formaron parte de numerosas exposiciones y las elogiosas críticas. “La gente lo conoce porque fue alcalde y por su trabajo, pero nos gustaría divulgar su importante faceta artística”, afirman los familiares.

Marta Otero, una de las hijas de Otero Baena, con uno de los cuadros de su padre en el Museo de Pontevedra. GUSTAVO SANTOS

Una buena muestra de su talento es la beca que le concedió en el año 1952 la Diputación de Pontevedra para que estudiase en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Una beca que en realidad no pudo llegar a disfrutar porque en aquel entonces ya trabajaba en la caja de ahorros. Llegó a desplazarse a Madrid y dejó su puesto en la sucursal a un familiar, pero la entidad exigió su vuelta de inmediato si no quería perder la plaza.

La procesión del Corpus de Bueu en 2018, con una de las alfombras dedicadas a José Otero Baena. GONZALO NUNEZ

A ese desconocimiento contribuyó de alguna manera la humildad del propio Otero Baena. En el año 2015 su familia ya le organizó un reconocimiento para celebrar su 90 cumpleaños, que incluyó un reportaje en FARO. La página publicada aquel 27 de junio de 2015 fue debidamente enmarcada y colgada en el céntrico Bar Meco, a pocos metros de su residencia. “Pero cuando él la vio hubo que quitarla, amenazó con no volver a tomar allí el café mientras no la descolgasen a pesar de que los dueños también son familiares”, cuenta su hijo Tito. Otero Baena solía decirle a sus hijos que “mientras viva no quiero ningún homenaje, cuando me muera podéis hacer lo que queráis”.

El exalcalde de Bueu falleció en febrero de 2017 y en la edición del Corpus de 2018 desde la asociación de alfombristas decidieron brindarle un reconocimiento, que consistió en reproducir algunos de sus cuadros a través de las alfombras florales de la calle Eduardo Vincenti.

Compartir el artículo

stats