Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Servisub tilda de nulo el contrato de salvamento que tenía con el Concello y reclama la fianza

La empresa, que rescindió de formar unilateral el acuerdo que la ligaba al ayuntamiento por tres años, considera que se le adjudicó el servicio por 437.777 euros, con 15 socorristas y tres ayudantes, cuando las bases fijaban 19 trabajadores

Reunión para inentar buscar socorristas en Cnagas. | // S.Á.

La empresa Servisub Bueu, que decidió de forma unilateral rescindir en contrato que le unía al Concello de Cangas para prestar el servicio de salvamento y socorrista durante tres años presentó una reclamación ante la administración municipal en la que advierte que la incautación de la garantía al contratista solo puede acordarse, como sostiene la Audiencia Nacional en su sentencia de 28 de noviembre de 2012, por el órgano de contratación en el caso de resolución del contrato, pero no por cualquier causa sino exclusivamente en el caso de incumplimiento. A día de hoy, a las pruebas de selección convocadas por el Concello solo se presentaron 19 pesronas y solo siete fueron admitidos.

Mariano Abalo y Auroa Prieto en la asamble para buscar socorristas | // SANTOS ÁLVAREZ.

Servisub Bueu mantiene que no existió incumplimiento por su parte y que la causa de resolución es de fuerza mayor: “la imposibilidad legal de cumplimiento” que considera se le debe imputar al Concello de Cangas, “por la falta de observancia de preceptos legales y presupuestarios en las bases de licitación y en la adjudicación del contrato de servicios. No puede, por tanto, incautarse la garantía salvo que mediante resolución firme se decrete el incumplimiento culpable de esta parte”. Por eso la empresa solicita ahora que se admita y se tengan por realizadas las anteriores manifestaciones al trámite de audiencia, en cuanto a la no oposición de resolución contractual, “pero siempre al amparo de las causas legales contenidas en el presente escrito, oponiéndose a la incautación de la garantía y a cualquier tipo de responsabilidad económicas, al concurrir causas de fuerza mayor y nulidad”.

La empresa apunta en sus alegaciones al imposible cumplimiento de las condiciones pactadas en el contrato firmado por el Concello, algo que considera no es su culpa, si no que deriva de errores insubsanable en las bases del concursos que podrían incluso suponer una nulidad absoluta de las mismas y, por tanto, del contrato. También señala que “ante la necesidad absoluta de cumplimento de la normativa laboral de derechos de los trabajadores en cuanto a salario y periodos de descanso semanal y horario laboral máximo, el contrato sería totalmente antieconómico para la empresa y supondría un enriquecimiento injusto para la administración pública. Servisub explica que las bases para el contrato de servicio de vigilancia, socorrismo, salvamento y asistencia sanitaria de primeros auxilios en playas establecía cubrir siete playas: Rodeira, Areamilla, Liméns, Nerga, Melide, Areabrava y Menduiña y s necesitarían de forma permanente 58 horas a la semana 19 trabajadores (15 socorristas, 3 ayudantes y dos patrones), sin embargo a Servisub se le adjudicó el contrato, que ascendía a 437.734,15 euros, cuando su oferta fue de 15 socorrista y 3 ayudantes de primera, frente a lo que el Concello no puso ninguna objeción, pero le exigía el cumplimiento íntegro del horario de permanencia en playas: una jornada de 8 horas, del 15 de junio al 15 de septiembre, sábados, domingos y festivos incluidos. Según la empresa, el horario establecido por el Concello contradice los preceptos legales de imperativo cumplimiento que establece el Estatuto de los Trabajadores. “La duración máxima de la jornada ordinaria de trabajo será de 40 horas semanales de trabajo efectivo de promedio...” Señala la empresa que el único modo de cumplir las condiciones de la jornada laboral prevista en el pliego sería aumentando la plantilla a disposición del Concello para que todos los empleados pudiera realizar turnos y rotaciones que velaran el cumplimiento de los periodos de descanso.

Las cuentas de la empresa

Las cuentas de la empresa para rescindir el contrato son las siguientes: “Ha de tener en en cuenta que el coste salarial para el año 2022 asciende a 112.497,90 euros para las 3 mensualidades, 37.499 euros mensuales, a distribuir entre los 19 trabajadores que como mínimo tienen que estar contratados para desempeñar todas las jornadas. Esto da un total de 1.973 euros por trabajador, lo que comprende que para cada trabajador la empresa dispone de 1973 euros para abono de su nómina y seguros sociales, por lo que la cantidad disponible a groso modo y la forma de media por trabajador no es suficiente para sufragar el coste salarial y menos aún para obtener el beneficio empresarial de la firma que pone a disposición del Concello a sus trabajadores para obtener, obviamente, un rendimiento económico”. Considera la empresa que las bases son nulas de pleno derecho así lo dispone el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, según el cual la administración debe velar porque el precio de sus contratos sea el adecuado para que el contratista deba velar por que el precio sea suficiente para el cumplimento de sus obligaciones salariales.

Compartir el artículo

stats