Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas informa a la Valedora de hasta seis casos de vecinos con síndromes de Diógenes y Noé

Cinco de ellos son hombres que acumulan objetos, basura y comida en sus casas y la sexta es una mujer que vive en un piso alquilado con 28 gatos y un perro | Figura en la actuación de oficio de la alta comisionada en 16 concellos

El edificio Xoia, que alberga el Centro Municipal de Benestar Social de Cangas. Santos Álvarez

La comarca de O Morrazo figura en el último informe de la Valedora do Pobo, Dolores Fernández Galiño, con el balance de 2021, con 29 quejas referidas a estos concellos, de las que 19 corresponden a Cangas, que destaca sobre las 5 que tienen tanto Moaña como Bueu. El municipio cangués aparece en el contexto de los numerosos expedientes de queja que recibió la alta comisionada por la no cobertura de las ausencias del personal facultativo de los centros de salud y también en una actuación de oficio en el área de vivienda pra seguir ahondando en la línea iniciada en 2020 sobre la problemática del abordaje de las personas con “Síndrome de Diógenes” y “Síndrome de Noé”. Junto a Cangas, la Valedora solicitó información a este respecto a otros 15 Concellos (Narón, Vilagarcía, Oleiros, Arteixo, Ames, Carballo, Culleredo, redondela, Ribeira, Cambre, marín, Ponteareas, A Estrada, Lalín y Porriño).

La respuesta del Concello de Cangas no se hizo esperar y la remitió en abril de 2021 con un informe de seis casos detectados en los últimos cuatro años de síndrome de Diógenes,que es un trastorno que se presenta en algunas personas solitarias, de edad adulta, con tendencia a acumular cantidades de objetos inservibles, basura en la vivienda y vivir voluntariamente en condiciones de pobreza extrema; como también de síndrome de Noé, que es un trastorno de acumulación de animales en el domicilio.

Los casos

Uno de los casos es el de un hombre, divorciado y sin hijos, de 57 años, desempleado, que subsiste con prestaciones sociales, con madre y hermanos, pero carece de red de apoyo familiar y social estable. reside en una vivienda heredada en donde acumula objetos inservibles y comida que hace imposible el uso de la cocina. En este caso, el Concello informa que el usuario no reconoce el problema y justifica la acumulación de objetos y alimentos precederos. Por otra parte, también les consta el caso de una mujer, soltera y sin hijos, de 71 años, que es natural de un municipio coruñés, pero reside en el municipio y percibe una pensión de jubilación mínima. Carece de red de apoyo familiar. Vive en un piso alquilado con 28 gatos y un perro y no permite el acceso al interior.

Otro caso es el de un moañés de 73 años, que reside en Cangas desde hace unos 7 y es pensionista de jubilación. Presenta problemas psiquiátricos. Vive en un piso de su propiedad, en donde acumula juguetes, ropa, marcos, cuadros, muebles por el suelo y por encima de los muebles en todas las dependencias de la vivienda, llegando a dificultar la entrada en el domicilio y el acceso a las distintas dependencias. De igual forma hay otro hombre divorciado, de 61 años, con problemas psiquiátricos y consumo abusivo de alcohol. Vive solo en el piso de su propiedad en donde acumula basura y comida en todas las dependencias, por lo que el estado es insalubre.

Los Servicios Sociales del Concello de Cangas también tienen constancia de otro hombre, de 57 años, que vive solo en un piso familiar. Tiene hermanos y sobrinos, pero carece de apoyo familiar y sociable estable. Acumula todo tipo de objetos, basura y comida.

De 85 años es el último de los casos. Soltero y con una pensión de jubilación no contributiva, con hermanos y sobrinos, pero sin redes de apoyo. Reside en una casa unifamiliar en donde acumula basura, comida que hacen muy difícil transitar por la propiedad. Desde el Concello se intentó ayudarle, pero la rechaza, se muestra desconfiado, pero tras comunicar el caso a la fiscalía, se optó por su ingreso en residencia tras su paso por el hospital debido a problemas de salud.

Intervención

El Concello informa a la Valedora que la intervención municipal se centra en los servicios sociales (Centro Municipal de benestar), ubicado en el edificio Xoia. Señala que la detección del caso se realiza bien por denuncia de vecinos, informes de la Policía Local, visita a domicilio por otra demanda o comunicación de familiares.

Desde el Concello se abre un expediente familiar y se inicia el proceso de intervención (estudio, diagnóstico, movilización de recursos...). Se hacen entrevistas con la persona afectada, se inspecciona la situación de la vivienda, se hacen visitas de seguimiento y se elabora una información de coordinación con el centro de salud para determinar una propuesta de intervención, limpieza de choque, gestión del servicio de ayuda a domicilio, gestión de comida a domicilio, de ayudas económicas y de una plaza en una residencia. Se coordina con la Consellería de Política Social para una plaza en un centro residencial. De igual manera, se remite el informe social al Juzgado para disponer de la autorización para entrar en el domicilio y se coordinan limpiezas de choque.

Edificio Xoia de Cangas, en donde se ubican el Centro Municipal de Benestar Social, que coordina los casos con estos síndromes. | // S.Á.

La anterior restricción del acceso en vehículo a las playas continúa generando quejas

El acceso restringido en vehículo a las playas de Cangas solo para los empadronados y usuarios de la hostelería, que había adoptado el Concello por el COVID, tambión generó una queja en 2021, aunque anteriormente el Concello ya había recibido una recomendación de la Valedora, que aceptó, por lo que el año pasado ya dejó de establecer esta restricción. Optó por el control basado en la normativa de tráfico, sancionando a los vehículos mal estacionados en los accesos a los arenales. El Concello asegura que con esto no discrimina, pero disuade la concurrencia masiva. Reconoce que se debió a un “error de comunicación” cuando dijo que se repetían las medidas. La Valedora recomendó que los controles de estacionamiento debían ser generales y afectar en la misma medida a los residentes y no residentes. Cangas también figura entre las quejas por falta de respuesta del Concello a solicitudes de información. Es el caso de la queja de la asociación ecologista Luita Verde, también contra la Consellería de Cultura, por los vertidos de obras en el entorno del petroglifo das Abelaires. Fue necesaria la intervención de la Valedora para que el Concello informara al colectivo de las medidas precisas para la limpieza de los vertidos.. De igual manera hubo quejas por la reducción de horario y plazas en el transporte marítimo, que se tramitó en la Oficina del Defensor del Pueblo.

Compartir el artículo

stats