Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós a las aulas sin los grupos burbuja

El profesorado destaca la alegría de volver casi a la normalidad tras un comienzo complicado del curso por el COVID EHabrá una bajada leve de alumnado el próximo curso

Fiesta de la espuma en el colegio Casa de la Virgen en Cangas. Fdv

Después de dos años prácticamente sin fiestas en los patios y sin ese contacto social tan necesario entre los niños en edad escolar, debido al COVID, ayer se volvió a ver esa alegría de un final de curso en los centros educativos de Infantil, Primaria y Secundaria de la comarca, sin los rígidos protocolos de la pandemia, que sí estuvieron muy presentes, sobre todo al comienzo del año académico. Pero ayer el curso concluyó con una normalidad casi similar a la de antes del COVID, mezclados grandes y pequeños en los patios, sin mascarillas ni esos grupos burbuja del pasado COVID,, solo presentes todavía en los comedores y en el transporte escolar. Fue un curso marcado por la llegada de alumnos ucranianos a algunos de los centros de la comarca, huyendo con sus familias de la guerra rusa y en el que se dice adiós a la ley educativa LOMCE para que entre en vigor la nueva LOMLOE, que se implantará en el próximo curso, que arranca antes que otros años -el 8 de septiembre- en Infantil y en los cursos impares de Primaria (1º, 3º y 5º) y de Secundaria (1º, 3º y 1º de Bachiller). El profesorado seguía ayer pendiente de que se publiquen los currículum para poder programar y de la convocatoria de cursos para formarse en la nueva herramienta digital que se va a implantar.

Juegos populares en Castrillón, en Coiro. | // FDV

Los escolares dijeron adiós sin ganas tampoco de pensar en el pròximo curso, al contrario que el profesorado, preocupado por este retraso en la publicación de la nueva normativa para poder organizar un nuevo año, académico en el que se prevé un descenso leve de alumnado. En Cangas, por ejemplo, los alumnos bajan un poco en los colegios A Rúa (de 174 a 169), San Roque (de 323 a 300) Nazaret (de 296 a 290) y O Hío (pierde 12 alumnos). Sube Espiñeira, en Aldán, (de 140 a 145) o Castrillón (de 340 a 350). En Moaña, el descenso también es leve. En A Guía, entran 9 alumnos y se van 13 de un total de 85; en Seara bajan 7 y quedan en torno a 172; en Domaio baja algo infantil respecto a los 109 totales del colegio este curso; en Reibón bajan 30 y ronda los 350, Tirán desciende de 156 a 151 y a falta de Quintela, sube Abelendo en 10 alumnos y pasa del centenar.

El colegio de Tirán, en Moaña, celebró el fin de curso con una fiesta Holi. Fdv

Por lo que respecta a Bueu, el colegio de A Pedra se mantiene aunque entran 34 alumnos por lo que podría recuperar la segunda unidad de infantl; en Montemogos también se mantienen en los 127 de este curso y en A Torre, en Cela, aumentan en 10, de 120 a 130. Este colegio celebró una verbena con motivo del 50 aniversario del centro, con canciones de época y visita de familias y amigos que pudieron ver los cambios en el cole y las exposiciones fotográficas como una una orla gigante con antiguos y alumnos actuales. También se entregó una edición especial de la revista escolar “Faladoiro”, que fue tradición durante muchos años.

Alumnos del colegio Eduardo Pondal en el carnaval de verano que organizó el colegio cangués. | // FDV

Dentro de esa cierta normalidad que se vivió ayer, volvieron las clásicas fiestas de la espuma, organizadas por las asociaciones de nais e pais de alumnos (Anpas), con las que tanto gusta decir adiós a las aulas, al menos en aquellos centros en donde no las suspendieron a causa de las predicciones meteorológicas, que anunciaban lluvia. Las celebraron el colegio Virxe Milagrosa de Bueu y Casa de la Virgen de Cangas, en donde sus alumnos se bañaron en esa espuma ajenos a unas temperaturas frías para este ápoca del año. Los de Bachiller de Casa de la Virgen despidieron el curso con un viaje a las Cíes.

Dos alumnas se divierten con un juego en el colegio A Rúa. | // FDV Cristina G./ césar c.

En el Virxe Milagrosa el curso actual acabó con unos 250 alumnos y cuentan moverse en una cifra similar para el nuevo. En cuanto al balance aseguran que el comportamiento del alumnaod fue de 10, que arrancó con más restricciones, si bien la incidencia del COVID fue normal o reducida, y que acabaron con bastante normalidad en este sentido, lo que ha supuesto un alivio para el profesorado ver las caras d elos alumnos sin mascarillas.

Fiesta de la espuma en el Virxe Milagrosa de Bueu. | // FDV

Para el nuevo curso, aseguranq ue los cambios siempre son difíciles, que los tienen que valorar pero que los afrontan con ilusión. Ayer hubo un sentir general de alegría por parte del profesorado por este regreso a la normalidad de sus alumnos.

Hinchables en el colegio A Torre de Cela. | // FDV

Muy buena integración de los niños ucranianos

La guerra de Rusia contra Ucrania trajo también su novedad a algunos de los colegios de la comarca en este curso, que recibieron a niños ucranianos de familias de refugiados asentadas en esta península. Fue el caso del colegio Castrillón, en Cangas, con una niña de 1º de Primaria. La pequeña dejará ya el colegio porque la familia se va a vivir a otra ciudad, pero aseguran que aunque estuvo poco tiempo, se integró perfectamente y se sintió muy arropada.

Juegos populares en el colegio de Seara, en Moaña. | // FDV

Ayer, Castrillón despidió el curso con una fiesta con la Asociación Juan XXIII, de discapacitados físicos, con juegos tradicionales. Nazaret lo despidió con la graducación de los niños de 6º, que se van al instituto. El colegio cangués recupera para el próximo curso el Plan Madruga, que organiza el Anpa. En Espiñeira (Aldán) se reunieron todos los alumnos, de 3 a 12 años, en una celebración con cuentacuentos, lengua de signos, baile, danza, teatro japonés y un obradoiro de cúpulas, además de una graduación para los alumnos de 6º con romería en la carballeira.

Graduación de los pequeños en A Guía, en Moaña | / Cristina G./ césar c.

Eduardo Pondal reclama la segunda unidad de 5º de Primaria

El colegio concertado Eduardo Pondal, de Cangas, ha recurrido la decisión de la Xunta de no concederle la segunda unidad para 5º de Primaria. Tienen 31 alumnos para esta clase, por lo que podrían desdoblarla. Sin embargo desde la Consellería aseguran que hay plazas en otros centros educativos del municipio y que se deben recolocar los alumnos. De todas formas, el centro va a luchar por conseguir esta segunda unidad y ha recurrido. Ayer celebró el final de curso con un carnaval de verano, en sustitución de la fiesta del agua,q ue suspendió por la meteorología

Andaina solidaria del colegio Virxe Milagrosa. | // G. N.

Unas 350 personas participan en la andaina del Virxe Milagrosa

Unas 350 personas, fundamentalmente alumnos y padres, participaron ayer en la andaina solidaria del colegio Virxe Milagrosa de Bueu, que tenía como objetivo poner en valor el trabajo de la asociación Superhéroes del Morrazo y recaudar fondos para la misma. La cita partió del centro educativo para recorrer el centro del municipio de modo festivo y, de paso, dar continuidad a una experiencia que arrancó en 2019 con Cáritas como beneficiario, pero que quedó paralizada por la pandemia. En total el centro recaudó 1.042 euros que irán destinados a un colectivo que presta apoyo a personas con diversidad funcional.

Compartir el artículo

stats