Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas ya cambió a led casi 4.000 luminarias y desplegó 60 kilómetros de cable con el proyecto del IDAE

La adjudicataria, la UTE San José-SielVigo, también colocó 43 nuevos postes de hormigón y 21 centros de mando | El Concello priorizó el rural y solo quedan las grandes vías urbanas

Operarios de la adjudicataria, trabajando junto al campo de fútbol de O Morrazo. FDV

Casi 4.000 farolas convencionales sustituidas por luminarias de tecnología led, 60.000 metros de nuevas líneas aéreas de cableado, 43 postes de hormigón y 21 centros de mando ya instalados, funcionando y conectados a la plataforma de gestión. Son algunas de las cifras que constatan la ejecución de cerca del 80% de los trabajos de renovación del alumbrado exterior del municipio de Cangas, financiados por el Instituto para la Diversidad y Ahorro de Energía (IDAE), adjudicados a la UTE San José-Siel Vigo por algo más de 3,5 millones de euros y cuya ejecución comenzó en febrero. El proyecto contempla la instalación de hasta 72.000 metros de cable, la sustitución de 5.451 puntos de luz y diversas actuaciones sobre los centros de mando y sus circuitos, repartidos por las cinco parroquias (Aldán, Coiro, Cangas, Darbo y O Hío), y el gobierno local dio prioridad a los núcleos rurales, dejando para el final el centro urbano y las principales vías, como las avenidas que comunican el casco con las parroquias y con los municipios vecinos, Moaña y Bueu.

La concejala de Servizos e Enerxía, Aurora Prieto, constató ayer el avance de las obras en una visita sobre el terreno, donde trabajan de forma permanente entre 15 y 20 operarios, incluida la obra civil., repartidos en varios equipos Los responsables de la empresa adjudicataria también informaron a la edil de que ya han sido sustituidos los 43 apoyos de hormigón que figuran en el proyecto y que recientemente concluyó la renovación del sistema en la bajada a la playa de Menduíña (Aldán), soterrando las líneas aéreas, retirando los postes de hormigón y colocando 23 puntos de luz sobre columnas.

El Concello prioriza la renovación del servicio en el rural. |   // FDV

El Concello prioriza la renovación del servicio en el rural. | // FDV Gonzalo Martínez

Ayer, una de las brigadas trabajaba en el entorno del estadio de atletismo de Verín (Coiro), de los pocos espacios del rural que aún quedan con las antiguas luminarias, antes de pasar a los núcleos más habitados y transitados. “Ya se ha hecho practicamente el 80% del trabajo, pero es el menos visible”, explican. Desde el Concello se priorizó el rural, donde las obras entrañan más dificultades por las condiciones orográficas y características de las vías, aunque también “donde el deterioro lumínico era más evidente”. Los trabajos de instalación de cable avanzan a una media de 1.800 metros al día, a pesar de los problemas de suministro de materiales que padecen las empresas en los últimos meses y que podrían comprometer la ejecución del proyecto en el plazo previsto de 210 días.

Según cálculos municipales, con la renovación prevista se logrará una “mejora significativa en la eficiencia energética a la vez que un ahorro económico en base al uso racional de la energía”. Así, la factura de la luz que paga el Concello, de Cangas, que ronda actualmente los 400.000 euros, bajaría casi un 80%, hasta los 117.000 euros, con la nueva red, aunque las previsiones municipales se hicieron antes de que el precio de la energía se disparase por la guerra de Ucrania y otros factores coyunturales.

La concejala de Enerxía, Aurora Prieto, recibiendo, ayer, explicaciones del responsable de SielVigo. | // G.N.

Reparación de averías con el avance de la obra

Además de algunos tramos del rural, los trabajos que aún faltan por ejecutar corresponden al centro urbano de Cangas (excepto el barrio de Nazaret y el entorno del campo de fútbol de O Morrazo, entre otros) y a las grandes vías de comunicación del municipio. Son los casos del paseo marítimo, la alameda de O Sinal, parte del Casco Vello, las avenidas de A Coruña, Lugo, Ourense y Vigo o la carretera de Aldán. Entre todas suman en torno a un millar de luminarias, aunque son “las más vistosas” por ser las más transitadas, observan los promotores de la actuación. Además de las nuevas instalaciones, que avanzan al ritmo previsto, aunque con algunos problemas de suministro de materiales que son de “carácter global”, la empresa adjudicataria se obliga al mantenimiento de las instalaciones en los próximos años, conforme a las condiciones del contrato con el Concello de Cangas. Y ya ha comenzado a trabajar en este campo, cambiando fusibles y reparando líneas afectadas por tormentas de los últimos días.

Compartir el artículo

stats